El Aquarium reúne las fotografías sobre naturaleza más relevantes del mundo

|

El Ideal Gallego-2011-07-01-014-e1be076fnagore menayo > a coruña
  Un grupo de leopardos devorando a una gacela, un pequeño frailecillo defendiendo su comida frente a dos voraces gaviotas o una paloma entre las flores de un árbol. Son algunos de los ejemplos de fotografías que desde ayer se exhiben en las paredes del Aquarium Finisterrae, gracias a la exposición “Fotógrafos da Natureza”. La muestra, organizada por el Natural British Museum de Londres, junto a la BBC, recoge un total de 64 fotografías, “las más relevantes a nivel mundial”, según el director de los Museos Científicos coruñeses, Xosé Fraga.
La colección que recala ahora en la ciudad es el resultado de un concurso en el que participaron más de 31.000 instantáneas de fotógrafos de más de 80 países distintos. Las fotografías concurrieron a las más de 15 categorías que englobaba el concurso y la temática es muy variada y diversa. Sin embargo todas las participantes debían reunir tres condiciones básicas: no haber sido manipuladas digitalmente, respetar el bienestar de los animales a la hora de obtener la fotografía y realizar la instantánea en un entorno completamente natural.
En base a esto, todos los trabajos lograron obtener excelentes resultados en los que “se aúnan arte y ciencia”, en palabras de Fraga.  

Denuncia >
Una de las categorías que incluye la exposición es la denominada “Planeta Tierra”. En este apartado, las fotografías hacen hincapié en casos de animales que se encuentran en situaciones delicadas de supervivencia. En esta categoría cabe resaltar la obra ganadora, la de una tortuga marina atrapada entre unas redes abandonadas en el fondo del mar, firmada por el español Jordi Chias Pujol. Estas imágenes provocan en e espectador una sensación de respeto por la naturaleza o preocupación por la capacidad del ser humano para destruirla.
Esta misma intención de denuncia se mantiene en las fotografías que se integran en la categoría “Reporteros de la naturaleza”, en la que las propias fotografías explican el contenido de la crítica.
La ganadora en esta categoría es la titulada “Solamente un animal”, que denuncia el mal uso de los animales para el ocio de los humanos. Se trata de una secuencia de seis imágenes en las que se muestran desde un mono al que le liman los colmillos para que sea “más fácil de vender”, unas serpientes muertas para el comercio de su piel o un grupo de tigres en la jaula de un circo, usados como objeto de entretenimiento.

Ganadora absoluta > El trabajo que se hizo con el premio del jurado fue la fotografía titulada “Teatro de sombras”, del joven húngaro Bence Máté. El autor quería captar las hormigas zamponas o cortadoras de Costa Rica. Una noche, tras seguir la filas de hormigas durante varias horas, pudo encontrar una columna que estaba trabajando en las ramas más accesibles de un arbusto. Mientras buscaba el momento óptimo para sacar la fotografía, su linterna iluminó accidentalmente a las hormigas de forma que se podía ver su silueta a través de la hoja.
La imagen que el jóven fotógrafo obtuvo evoca a las obras del Teatro Negro de Praga, en las que no se ve frontalmente a los actores, sino su sombra proyectada.
La exposición se inauguró ayer y se podrá visitar hasta el mes de agosto en la sala Isabel Castelo del Aquarium. Todas las imágenes conforman un conjunto de memorables retratos, extraordinarias instantáneas e impresionantes paisajes naturales.

El Aquarium reúne las fotografías sobre naturaleza más relevantes del mundo