Reportaje | Una Akademia para que los adolescentes se conozcan y sean felices

Pedro Anido, director del programa, junto a María Blanco | pedro puig
|

El próximo mes de septiembre llegará a la ciudad La Akademia, una iniciativa educativa para jóvenes de entre 18 y 22 años y en la que trabajarán cuestiones a las que los colegios y la universidad no llegan. El objetivo será el autoconocimiento y aprender el modo en que cada uno puede ser feliz, por lo que la educación emocional es el punto de conexión central.


Pedro Anido es el director del centro en A Coruña y explica que tienen 25 plazas para que los jóvenes puedan “conocerse un poco mejor” en lo referente a “valores y creencias”. “Es una educación en la que se tocan temas complementarios a los del colegio y la universidad”, añade.
Anido explica que muchas veces la gente se centra en cuestiones externas mientras que estas internas son igual o más importantes. “Al final influyen en todo lo que hacemos en la vida y parece que escapamos de ellas o las reprimimos, no sabemos muy bien relacionarnos con ellas y son fundamentales, tanto como la educación reglada”, afirma.


Esta iniciativa ya se lleva a cabo desde hace años en otros puntos de España y con grandes resultados en su historial. “He visto niños que no querían salir y empezaron, que no se relacionaban con los padres o que comenzaron a sonreír”, relata Anido, quien añade que “sirve para ganar confianza”.
Este programa pedagógico consta de 100 horas de clases presenciales que se dividen en tres grandes bloques: autoconocimiento; desarrollo personal y liderazgo en valores; y propósito vital y vocación profesional.
En el primero de ellos se buscará principalmente que los jóvenes tengan que “mirar para adentro” para que “vean y descubran por ellos mismos cuáles son sus valores”. Así, siempre con una estructura dinámica, se trabajan talleres en torno a la personalidad y sus fortalezas y debilidades, los valores, las creencias, el conocimiento del cuerpo o el dominio de la mente.


En el segundo de los bloques, el del desarrollo personal, se abordan temas “como la alimentación, la salud, o las relaciones en pareja y en familia, que son muy importantes” y la influencia que tienen en la vida de cada persona llegando analizar “algunos asuntos tabú”. Una de las partes de esta parte del curso incluye ejercicios de meditación.

Futuro profesional
El bloque final, relacionado con el propósito de vida cada uno y su futuro trabajo, tiene como objetivo “hablarle a los jóvenes del nuevo paradigma profesional, cómo se va a presentar el futuro y cómo transformar nuestro talento en profesión”, explica Pedro Anido. Una manera de preparar su salto a la vida laboral en las mejores condiciones, por lo que también se les instruirá en “inteligencia financiera” para que sepan administrar su dinero.
Entre cada bloque los jóvenes realizarán una reunión grupal “para poner en común el contenido” y que puedan explicar “qué supuso para ellos”. Dada la naturaleza del programa, el profesorado es muy variado e incluye terapeutas, médicos, coaches o psicólogos, entre otros.

Reportaje | Una Akademia para que los adolescentes se conozcan y sean felices