La vida en siete jornadas

El conjunto coruñés perdió en su última visita a San Mamés (2-1) el pasado curso | aec
|

Una vez que el Levante y la UD Las Palmas vivan hoy su duelo particular, crucial para la lucha por la permanencia, tan solo quedarán siete jornadas en las que los cuatro últimos clasificados se jugarán su continuidad en Primera División.

El gran favorito para conseguir su objetivo es el equipo valenciano, que parte con ventaja en la clasificación. Ahora mismo es quien marca la salvación con cinco puntos sobre los coruñeses, que podrían dispararse hasta los ocho si los azulgranas vencen este mediodía.


Una derrota de la escuadra que dirige el técnico Paco López podría meter a los levantinos en un serio apuro, ya que la próxima jornada visitan uno de los estadios más complicados de la Liga, el Wanda Metropolitano.
Una semana después del test con el Atlético de Madrid, el Levante recibe al Málaga, un duelo que podría ser decisivo en el caso de que el conjunto andaluz aún tenga opciones de salvarse.
Posteriormente, el calendario se suavizará para los levantinos, con varios enfrentamientos con equipos de la zona templada de la tabla, y acabará con el choque con el Barcelona en el Ciutat de València y la visita a Balaídos.

Paradójicamente, el Deportivo es quien, a priori, cuenta con el calendario más complicado, ya que se enfrenta a varios rivales de la zona alta de la clasificación, además de tener ese duelo con el Celta de Vigo en Balaídos, con todo lo que implica un derbi, ya que el eterno enemigo lógicamente querrá enviar a los blanquiazules a Segunda División.

Los de Clarence Seedorf visitan San Mamés el próximo sábado. A pesar de que la irregularidad es la seña de identidad del Athletic esta temporada, el estadio bilbaíno siempre es una plaza difícil.
Tres días después, los coruñeses recibirán al Sevilla, que está implicado en la pelea por un puesto en competiciones europeas el próximo curso.


El de la siguiente jornada quizá sea el duelo más asequible que le queda, ya que viaja al estadio del Leganés.
Sin embargo, el final de curso de los coruñeses es de aúpa, ya que, de seguir vivos en la Liga, cierran la temporada recibiendo al Barcelona, viajando a Balaídos para disputar un derbi que promete ser dramático y, después, un duelo con el Villarreal en Riazor y ante el Valencia en Mestalla.

Ojo a Las Palmas
El cuadro canario, que ahora mismo es penúltimo, a dos puntos del Deportivo y siete del Levante, pero que hoy visita el Ciutat de València, cuenta con el calendario más asequible de los cuatro equipos implicados en la pelea por la permanencia. Una vez que supere el choque de hoy, Las Palmas no tendrá más citas ni con los equipos de la zona baja ni con los ‘grandes’ de la competición. A excepción del Betis, que ocupa puestos europeos, el resto de sus rivales están instalados en tierra de nadie.

La vida en siete jornadas