Currás remodela su gobierno y la oposición le exige que renuncie

currás, momentos antes de presentar su nuevo gobierno efe/xoan rey
|

El alcalde de Santiago, Ángel Currás, dio ayer a conocer la remodelación total de la estructura de su gobierno, aunque la oposición insistió en que debe renunciar él, a causa de su imputación en la operación “Pokémon”, que investiga una supuesta trama de adjudicaciones irregulares.

Currás anunció una redistribución de las competencias municipales, días después de que renunciase el edil de Movilidad, Albino Vázquez, imputado, en la operación “Manga”, derivada de la “Pokémon”, y que eludió la cárcel tras pagar una fianza.

Además, en el Gobierno municipal se produjo recientemente la baja de la concejal Paula Prado, elegida recientemente portavoz del PP de Galicia.

El alcalde justificó la nueva estructura en la búsqueda de una mejora en la gestión y agregó que establece mayor servicio al ciudadano, al tiempo que negó las críticas del BNG, cuyo portavoz, Rubén Cela, sostuvo que la remodelación premia a los ediles afines a Currás y pone bajo “tutela” a los que no lo son.

Currás, además, preguntado por la petición de dimisión que formularon el BNG y el PSdeG, recordó que el anterior alcalde socialista, Xosé Sánchez Bugallo, y un edil de su grupo estuvieron imputados unos meses, en un caso que fue sobreseído, y entonces no solicitaron su renuncia.

Además, respecto a la dimisión ayer del alcalde de la localidad gerundense de Sant Hilari y presidente del Consejo Comarcal de la Selva, Robert Fauria (CiU), señaló que se trata de “otro grupo político” y dijo que en su caso había “medidas cautelares”.

Por ello, subrayó que “evidentemente” no ve paralelismo con su caso, porque “hay medidas cautelares y es algo más”.

El nuevo Gobierno local se estructurará en siete grandes áreas y pretende garantizar la gestión “con mayor eficacia”, destacó Currás, que dijo haber apostado por un modelo de gestión para “racionalizar” su estructura y que da respuesta a objetivos del anteproyecto de la reforma de la ley de administración local.

El alcalde restó trascendencia a que dos integrantes de la lista del PP en las municipales decidiesen no acudir al ayuntamiento para cubrir la baja del edil dimitido, puesto que ambos tienen obligaciones laborales, dijo.

Respecto a Cela, que habló de que la remodelación penaliza a los ediles no afines, Currás subrayó que solo trata de racionalizar la gestión pública, mientras apuntó que el bipartito anterior era “un reparto de poder”.

Previamente, el portavoz del PSdeG, Francisco Reyes, subrayó que, por responsabilidad, está dispuesto a colaborar para que no se den por perdidos los dos años que restan de gestión municipal, si bien destacó la necesidad de que el alcalde renuncie.

Para Reyes, no es posible una “regeneración ética” en el Ayuntamiento compostelano si se mantiene el alcalde actual e indicó que, “desgraciadamente” hace ya tiempo que Currás toma decisiones “muy enfocadas” a tratar de permanecer en el cargo.

Currás remodela su gobierno y la oposición le exige que renuncie