“Estamos valorando ajustar el IBI para las propiedades de la banca o las promotoras”

Copia de El Ideal Gallego-9999-99-99-999-a475b939
|

“Me da bronca que el Estado tenga que hacerse cargo de una deuda que no generó, de las consecuencias de un negocio privado en Miño... Porque no estamos hablando de un hospital, sino de uno de los campos de golf más grandes de Galicia”. El Ayuntamiento de Miño afronta unas semanas clave en el caso Fadesa. “En cualquier momento” empezará a saldar la deuda contraída con los expropiados y su alcalde, Ricardo Sánchez Oroza, insiste en que pagar sí, pero con condiciones, y estas no pasan, de ninguna de las maneras, por una subida del IBI. Aún en contra de las recomendaciones de la Intervención Municipal de Miño. 
 
¿Han decidido cómo van a pagar la deuda contraída con los expropiados de Costa Miño?  
Existen distintas vías para resolver la situación, pero la más fácil es que sea Fadesa Inmobiliaria quien se asuma la deuda con los expropiados y pague lo que debe, y no el Ayuntamiento de Miño.

¿Después del último revés judicial, existe alguna posibilidad  de que Fadesa se haga cargo de la deuda de Costa Miño?  
A ver, por un lado se solicitó que se reconociese que Fadesa tenía una deuda de casi 20 millones con el Ayuntamiento de Miño y, por otro, que esa deuda se calificase contra la masa, es decir, que el municipio tuviese la oportunidad de ser un acreedor preferente de Fadesa. La sentencia reconoce expresamente esa deuda, que es un paso importante, y ahora, con el recurso, pretendemos que no se nos califique esa deuda como crédito ordinario, sino que Miño pueda cobrar de inmediato de Martinsa-Fadesa.

Ustedes rechazaron el plan de ajuste propuesto por la Intervención de Miño para hacer frente al préstamo concedido por Hacienda. Usted mismo señaló que no estaba dispuesto a aplicar medidas como la subida del IBI. ¿Qué alternativas propone para devolver esos doce millones al Estado?   
Una vez que esa cantidad salga de las arcas municipales y, por tanto, nuestros números estén en rojo, tenemos la obligación de elaborar un plan económico que permita encajar legalmente las cuentas, y es en eso en lo que estamos trabajando, y lo presentaremos en tiempo y plazo a los representantes de la ciudadanía de Miño. La propuesta del interventor plantea una serie de ajustes, tanto por el lado del gasto como por el lado de los ingresos, y mientras que con las medidas que afectan al gasto estamos de acuerdo, e incluso algunas han comenzado a aplicarse, no lo estamos con las que atañen a los ingresos como la que, por el camino más corto, contempla una subida indiscriminada del IBI. 
Pero alguna medida deberán adoptar en cuanto a ingresos, aunque no sea el IBI...  
Otra cuestión será que aplique un ajuste de este impuesto a determinados colectivos, como las propiedades que tiene la banca, las que quedaron en manos de las promotoras y están vacías, bastantes en Miño... Lo que no vamos a hacer es que, vía aumento del IBI, los miñenses paguen la deuda de Fadesa. 

¿Cuándo prevé que empezarán a pagar expropiados?  
En cualquier momento, en tanto para enviar el dinero al juzgado, debemos realizar una serie de trámites e ir dando cumplimiento a distintas etapas, y en eso está el Gobierno de Miño. 

Independientemente de su situación política, del acuerdo con el PP, la complicación para este mandato reside en la ausencia de fondos para ejecutar grandes obras dada la situación económica que atraviesa Miño. ¿Es consciente de que, en lo económico, estarán atados más allá de 2019?  
Parece que todo el mundo da por hecho que el recurso va a ser rechazado, y es una posibilidad, pero no lo sabemos... Tampoco había probabilidades con el caso “Prestige”... Pero no lo consideró así el Tribunal Supremo...

Pero se están agarrando a una probabilidad, señor Sánchez...  
No me agarro a una probabilidad, tenemos que ser realistas y la realidad en este momento es que Miño tiene que afrontar ese pago. En tanto en cuanto, mientras sigue tramitando el recurso y negociando la ampliación del plazo de devolución de los 12,5 del Estado, hemos de tomar las medidas para cumplir en el plazo y las condiciones marcadas. Pero tampoco podemos perder de vista que puede que el Supremo nos dé la razón o que desde el Estado se nos diga que en lugar de 10 años disponemos de 25.

¿De momento no ha habido ninguna “oferta” de Madrid?  
Depende de gestiones estrictamente políticas, y dada la situación del país, sin Gobierno, estamos sin interlocutor en Madrid.

“Estamos valorando ajustar el IBI para las propiedades de la banca o las promotoras”