Los sindicatos de Iberia convocarán huelgas, tras fracasar las negociaciones

manifestación de los trabajadores de iberia, el pasado mes de diciembre en madrid efe/chema moya
|

Los sindicatos CCOO, UGT, USO, CTA Vuelo, Sitcpla y Asetma rompieron ayer la negociación con Iberia en el último día del proceso sobre el plan de reestructuración de la compañía y convocarán huelgas tras calificar de “chantaje” la propuesta de cierre presentada por la aerolínea.

Los sindicatos tenían previsto presentar ayer el preaviso de “conflictividad”, lo que conlleva la convocatoria de una reunión ante el Servicio de Mediación (Sima) la próxima semana en la que se detallará el calendario de paros, según Efe.

Los representantes de los trabajadores criticaron que a la reunión de ayer hubiese acudido el responsable de Recursos Humanos de Iberia, “como máximo representante”, quien rechazó prorrogar las reuniones.

“Han presentado una propuesta de cierre de 4 páginas que termina diciendo que es un planteamiento global y que todos sus puntos tienen que ser aceptados sin exclusión”, lo que “vulnera los acuerdos en el Sima del pasado diciembre y es un chantaje”.

Para los sindicatos, queda claro que “el consejo de IAG, holding resultante de la fusión entre Iberia y British Airways, no asume esos acuerdos y que la aerolínea, no tiene dirección española y se gobierna desde la imposición de la aerolínea británica”.

Iberia, por su parte, apeló a la responsabilidad de los sindicatos para llegar a un acuerdo y detalló que la nueva propuesta presentada “para que Iberia sea rentable” se desarrolla en los acuerdos del Sima.

 

reducción de despidos

En un comunicado, la aerolínea aseguró que la propuesta contempla una reducción de la plantilla de 3.147 personas, un 30% menos que los 4.500 del proyecto inicial.

La propuesta establece una disminución salarial del 11% para el personal de tierra y del 23% para los tripulantes auxiliares, frente a la anterior reducción general de entre el 25 y el 35%.

Además, fija la reducción de capacidad en el 10% para 2013, respecto al 15% inicial, con posibilidad de crecer después en función de los resultados, y ratifica la disposición de la empresa a no segregar los negocios de asistencia en tierra y mantenimiento.

Ayer también la dirección de Iberia se reunió con el Sepla, que no reveló sus conclusiones. El sindicato esperaba una respuesta al plan que presentó el 14 de enero, que planteaba una reducción salarial global del 26%, frente al 30% que propone IAG; recortes salariales del 50% para las nuevas incorporaciones y un incremento de la productividad superior al 15% en los vuelos europeos y nacionales, y una media de más del 10% en toda Iberia. El pasado 9 de noviembre el grupo aéreo anunció un plan de reestructuración para el período 2012-2015 con un recorte de 4.500 empleos, rutas y flota, entre otras medidas, para volver a beneficios tras unas pérdidas de más de 300 millones de euros en 2012.

 

Los sindicatos de Iberia convocarán huelgas, tras fracasar las negociaciones