La Asociación de Waterpolo vuelve a recurrir al juzgado por el reparto de las instalaciones

15 febrero 2017 A Coruña.- La Marea retrasa la apertura de la piscina de Riazor al 1 de marzo El Ayuntamiento había anunciado
|

La Asociación Coruñesa de Waterpolo presentó un escrito ante instancias judiciales para reclamar el último reparto de las instalaciones deportivas de la ciudad para el uso de los clubes, un asunto por el que ya cuentan con una sentencia favorable.
La entidad señala que el listado publicado en el BOP recientemente es “el mismo” que el correspondiente a la temporada 2016/2017 y que sigue existiendo un reparto “desigual” entre los clubes, principalmente en aquellos que hacen uso de las piscinas.
El Ayuntamiento señala que se ve obligado a “declarar a imposibilidade material de ditar resolución definitiva” debido a que la temporada sobre la que pesaba la sentencia ya concluyó. Por ello indican que aprueban “aos efectos de determinar posibles indemnizacións” la distribución de horarios hecha por la mesa de valoración.
“Nosotros no queremos ninguna indemnización, no queremos dinero, lo único que pedimos es que haya un reparto equitativo de las instalaciones”, explican desde la Asociación Coruñesa de Waterpolo, que en los últimos años tuvo que utilizar otras piscinas fuera del término municipal con sus propios fondos ante la falta de horas en las de la ciudad.
Esta entidad cuenta a su favor con una sentencia del juzgado de lo Contencioso-Administrativo 4 que declaró nulo el reparto de espacios correspondiente a la temporada 2016/17 al entender que “la mesa de valoración no estaba bien constituida”.
Desde la agrupación lamentan que el Ayuntamiento “no atiende a nuestras reclamaciones, no hacen caso a los escritos posteriores” a la sentencia. “Dicen que los espacios de 2016 son los correctos, pero lo que tienen que hacer es estudiar todas las solicitudes”, añaden desde la entidad deportiva.
La Asociación Coruñesa de Waterpolo denunció en su día “represalias” por parte de la Concejalía de Deportes después de que el juzgado fallase a su favor en la reclamación por el reparto de las instalaciones deportivas municipales.
Además, también solicitan que se permita el alquiler de la piscina de San Diego, una condición que está “recogida en el pliego de la concesión”, pero que no se está llevando a cabo, lo que impide que puedan usarla para la práctica del waterpolo. l

La Asociación de Waterpolo vuelve a recurrir al juzgado por el reparto de las instalaciones