La pandemia obliga a suspender las procesiones de Semana Santa

Palcos de Semana Santa a medio montar ayer, sábado, en Sevilla | vidal (efe)
|

La crisis del coronavirus ha provocado la suspensión de los desfiles procesionales en varias provincias y comunidades, como Sevilla, Murcia, Madrid y Castilla y León, y que ha estado precedida de la cancelación de numerosas celebraciones previas.

El Consejo de Hermandades y Cofradías, el Ayuntamiento de Sevilla y el Arzobispado acordaron ayer la suspensión de los desfiles procesionales de la Semana Santa de esa ciudad, una decisión que se produce después de que la Conferencia Episcopal, manifestase ayer su voluntad de suprimir procesiones para contener la propagación del coronavirus, evitar concentración de personas y tomar las medidas necesarias.

 

Pérdidas millonarias

En la economía de la capital hispalense, el impacto de la Semana Santa supone el 1,3% de su PIB, con un gasto municipal de 9 millones de euros en un acontecimiento que genera un impacto de 400 millones.

Además, En Galicia, todos los actos de la Semana Santa de Pontevedra, una de las mayor tradición de la comunidad, han sido cancelados por el avance de coronavirus.

La junta coordinadora, órgano que agrupa a todas las cofradías penitenciales de la ciudad, ha acordado que se suspendan todas las celebraciones litúrgicas, atendiendo a las recomendaciones.

Por su parte, Alicante ha sido la primera ciudad española que suspende las procesiones y todos los actos festivos de la Semana Santa, al decidirlo el 12 de marzo por unanimidad las 28 hermandades de la ciudad con el objetivo de prevenir el contagio .

La primera autonomía nacional en suspender la Semana Santa fue Ceuta, el pasado 12 de marzo, hasta el momento única autonomía sin casos de coronavirus, cuando el Consejo de Hermandades y Cofradías de esta ciudad decidió adoptar la decisión a pesar de que ya estaban todos los preparativos realizados.

En Murcia, el Cabildo Superior de Cofradías de Murcia, decidió ayer en reunión extraordinaria, suspender las procesiones y todos los actos relacionados con la Semana Santa murciana ante la pandemia de coronavirus, según informaron fuentes de esta organización.

También Castilla y León se suma al goteo incesante de suspensiones ya que ayer la Junta de Cofradías de Semana Santa de esta comunidad anunció la cancelación de todas las procesiones, actos penitenciales y de devoción previstos tanto para el tiempo de Cuaresma como para el de Pasión.

Por último, en Extremadura, el Arzobispado de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz optó ayer por la suspensión de los desfiles procesionales previstos para Semana Santa, como medida de prevención para frenar el avance de la pandemia.

La pandemia obliga a suspender las procesiones de Semana Santa