Otras dos muertes elevan a 29 la cifra de fallecidos por las manifestaciones en Venezuela

Un grupo de manifestantes se protege con un escudo durante los enfrentamientos con la Policía, en Caracas | reuters
|

Las autoridades de Venezuela anunciaron ayer dos nuevas muertes, ocurridas en Caracas y en el estado Táchira (oeste), limítrofe con Colombia, en medio de la ola de manifestaciones que se registran en el país desde hace casi un mes y que elevan a 29 la cifra de fallecidos.

El gobernador del estado venezolano de Táchira, el chavista José Vielma Mora, informó de que el martes falleció “de un tiro en el estómago el ciudadano Efraín Sierra Quintero”. Agregó que la víctima era “un joven trabajador de 28 años que se desplazaba desde su casa hasta su área de trabajo. El chavista explicó que en medio de hechos violentos otros cuatro civiles resultaron heridos en ese estado de los Andes venezolanos. Mientras, el alcalde del municipio caraqueño Chacao, Ramón Muchacho, de la oposición, dijo que otro joven perdió la vida por la violencia desatada en un escenario de protesta.
.
Golpe de Estado
La oposición venezolana convocó decenas de protestas desde el pasado día 1 de este mes para pedir la destitución de siete magistrados del Supremo a quienes acusan de haber dado un “golpe de Estado” al asumir las competencias el Parlamento venezolano en una de sus sentencias.

Algunas de estas manifestaciones se han tornado violentas y se han saldado hasta ahora con 27 muertes, 437 lesionados y 1.289 arrestos, según el balance de la Fiscalía.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró el martes que las víctimas mortales ascendían a 29. Mientras, las fuerzas de seguridad de Venezuela dispersaron ayer nuevamente algunas de las marchas convocadas por la oposición en Caracas que pretendían llegar a la sede principal de la Defensoría del Pueblo, en el centro de la capital.

Los diputados opositores José Manuel Olivares y Gaby Arellano aseguraron que los agentes utilizaron gases lacrimógenos y perdigones de goma.

Lilian Tintori, esposa del opositor encarcelado Leopoldo López, dijo a los periodistas que las fuerzas de seguridad lanzaron gases lacrimógenos en la cercanía de un colegio en una avenida cercana a la Universidad Central de Venezuela (UCV) y afirmó que los opositores recogerán todas las pruebas de “la represión”. “No manden a lanzar bombas, no manden a disparar”, pidió la opositora, que responsabilizó al defensor del pueblo y presidente del Poder Moral, Tarek William Saab, de “atacar” las marchas.
El Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Prensa (SNTP) aseguró en su cuenta de Twitter que un periodista del diario “El Nacional” fue herido en la cabeza por el impacto de un bote de gas lacrimógeno y señaló que se encuentra “estable”.


Las marchas opositoras fueron convocadas con salida desde varios puntos en Caracas con la intención de llegar hasta la Defensoría del Pueblo, en el municipio Libertador, del centro de la capital. El alcalde de ese municipio, el chavista Jorge Rodríguez, advirtió de que el acceso a esa zona podría degenerar en incidentes violentos.

Otras dos muertes elevan a 29 la cifra de fallecidos por las manifestaciones en Venezuela