La Generalitat esgrime la libertad de expresión para defender los lazos amarillos en los colegios

Un hombre coloca lazos amarillos en la verja del Pac de la Ciutadella | aec
|

El Govern de Quim Torra considera que la colocación de lazos amarillos en centros escolares de Cataluña forma parte de “la libertad de expresión”, y señala que son los equipos directivos los encargados de garantizar la convivencia en las instalaciones.
En una respuesta publicada en el Butlletí Oficial del Parlament de Catalunya (Bopc), el conseller de Enseñanza, Josep Bargalló, asegura que el sistema educativo catalán ejerce “con estricta neutralidad política y, de acuerdo con lo establecido en la Ley de Educación, se excluyen cualquier tipo de proselitismo o adoctrinamiento”.
Se trata de la explicación del Govern a 16 preguntas de Cs sobre presunto “adoctrinamiento” en los centros educativos catalanes y que el conseller respondió el viernes por escrito.

Que cada centro decida
Bargalló sostiene que “la libertad de expresión es un derecho fundamental que, obviamente y como principio general, hay que respetar”. Sin embargo, destaca que el equipo directivo de cada centro es responsable de establecer “mecanismos pertinentes de mediación y promoción de la convivencia” si detecta algún tipo de conflicto en la comunidad escolar.
Por su parte, Ciudadanos informó de que pedirá la comparecencia de la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, en el Congreso para que explique la “inacción del Gobierno” ante el “secuestro de los espacios públicos por parte de los partidos independentistas y sus secuaces”.
Así lo explicó en conferencia de prensa el secretario general del partido, José Manuel Villegas, quien anunció que su partido “exigirá al Gobierno que se cumpla la ley” que impide colocar símbolos de carácter político en lugares públicos como plazas y playas.
“Mientras esperamos a ver si el Gobierno se atreve a decirle a sus socios que cumplan la ley, Ciudadanos va a seguir con su campaña de liberación de espacios”, dijo, en referencia al llamamiento a afiliados y simpatizantes a que ayuden a limpiar los espacios públicos de lazos amarillos y otros símbolos independentistas.
Tras recordar que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña dictó en contra de los símbolos de protesta independentista, Villegas subrayó que su intención es “preguntarle a Batet que qué piensa hacer ante esta ocupación ilegal del espacio público”.
Y, mientras el Gobierno “se decide a actuar”, Villegas subrayó que Ciudadanos seguirá llamando a quitar los lazos y cruces amarillas “pese a la amenazas de los secuaces de Puigdemont y Torra de que va a imponer multas a quienes cumplimos la ley”. Para Villegas “los que dieron el golpe de Estado siguen con las mismas políticas”. l

La Generalitat esgrime la libertad de expresión para defender los lazos amarillos en los colegios