El Parlamento plantea la incidencia de la violencia machista en el rural y la justicia

Un momento de una de las votaciones realizadas en la Cámara gallega p. de galicia
|

La violencia machista marcó el pleno de ayer en el Parlamento gallego, tras los últimos crímenes ocurridos en Galicia en pasados días, en una sesión en la que se debatieron propuestas sobre su incidencia en el rural, a iniciativa de En Marea, así como acerca de la situación de los juzgados especializados en la Comunidad, del PSdeG.
De este modo, la diputada socialista Patricia Vilán presentó una iniciativa para que, entre otras cuestiones, se incremente el número de juzgados especializados en violencia de género en Galicia , así como para poner en marcha el acompañamiento judicial personalizado para hacer accesible la información a las mujeres víctimas y en pro de reformas en dependencias judiciales para evitar el cruce entre víctimas y agresores. Al respecto, Vilán se quejó de que en Galiciasolo hay dos juzgados exclusivos contra la violencia de género en Vigo y A Coruña, puestos en marcha por el “tremendo monstruo de dos cabezas” del bipartito, según ironizó. Al texto del PSdeG presentó una enmienda de sustitución el PPdeG, en el que incluye matices como que se incremente el número de juzgados que en materia de violencia de género la Comisión Mixta considere necesarios, mientras que las reformas se realicen “cuando sea posible”.
Por su parte, los grupos estuvieron de acuerdo en pedir cursos de formación sobre temas vinculados con el empoderamiento y campañas de sensibilización orientadas específicamente a las mujeres rurales.
También apoyaron unánimemente reclamar que se pongan los medios y recursos suficientes para mejorar la atención a las mujeres víctimas de violencias machistas en el medio rural y evitar su situación de aislamiento. Estos eran los dos primeros puntos de la iniciativa de En Marea, que defendió el diputado David Rodríguez, y en cuyo debate la popular Paula Prado afirmó que estas demandas están “en la línea con lo que está haciendo la Xunta”.

sueldos
Por otra parte, la Cámara gallega aprobó por unanimidad, a propuesta de En Marea, una iniciativa en la que se llama a la Xunta a convocar a patronal y sindicatos para promover que en la negociación colectiva en el ámbito gallego se considere como objetivo a alcanzar en 2020 la igualdad salarial entre hombres y mujeres. Y es que en la actualidad la media anual salarial de los trabajadores gallegos se sitúa en 22.505 euros, casi 5.000 euros por encima de las trabajadoras, según denunció En Marea.

El Parlamento plantea la incidencia de la violencia machista en el rural y la justicia