El 80 por ciento de los menores de 30 años en España aún vive con sus padres

17 agosto 2010 página 40 / 25 noviembre 2010 página 36 / 04 octubre 2012 página 35 / 16 marzo 2014 página 55 / 20 abril 2014 página 53 BARCELONA, 09/06/2010.- Llegada de los estudiantes, esta mañana, a la Facultad
|

El 80% de los jóvenes menores de 30 años en España siguen viviendo con sus padres, lastrados por el desempleo y por la precariedad e inestabilidad del mercado laboral, según el Observatorio de la Emancipación del Consejo de la Juventud de España, que alerta además de que más de un tercio de los jóvenes están al borde de la exclusión social.
El estudio, presentado ayer en Madrid por el sociólogo Joffre López y el responsable del área socioeconómica del CJE Víctor Reloba, analiza el primer semestre de 2015 con estadísticas oficiales y llega a la conclusión de que este “no es país para jóvenes”, el colectivo “que más riesgo de pobreza y exclusión social tiene en la actualidad” y el que pasa más desapercibido.
Sobre este asunto, el informe revela que el 36,4% de los jóvenes entre 16 y 29 años se encuentran por debajo del umbral de la pobreza, tasa que alcanza al 56,8% de quienes están en paro pero también al 25,1% de los que sí están trabajando. “Hay pobreza laboral –explicó Reloba–. El trabajo ya no es una garantía de inclusión en la transición a la vida adulta”.
En las personas entre 30 y 34 años de edad, la tasa de pobreza o exclusión social se sitúa en un 30,1% que llega al 62,5% entre quienes están en paro y al 27,7% de los que están ocupados. No en vano, el 64,1% de la población menor de 30 años no percibe salario alguno y en el 18,1% de los hogares en que viven no hay ninguna persona que esté ocupada.
El Observatorio alerta de la temporalidad y la precariedad. El 27,6% de los ocupados menores de 30 años tienen jornadas inferiores a 35 horas semanales, un empleo parcial que afecta en mayor medida a las mujeres, con un 24,3% subocupadas. Además, el 93,3% de los contratos en el primer semestre del año pasado eran temporales.
También salen peor paradas las mujeres jóvenes cuando se trata de sobrecualificación. Según lso datos procesados por el CJE, el 64,9% de las ocupadas está preparada por encima de las necesidades de su puesto de trabajo. Entre los hombres, los sobrecualificados son el 49,9%.
En cuanto a la remuneración, el observatorio señala además que el salario medio de una persona menor de 29 años en España es de 11.158,98 euros, es decir, menos de mil euros al mes, y “solo hay un 10%” que gana por encima de los 1.800 euros mensuales. Esa es la población, según los responsables del estudio, que podría emanciparse lo lograrían destinando menos del 30% de sus ingresos les a vivienda.

El 80 por ciento de los menores de 30 años en España aún vive con sus padres