Riazor necesita tres

23 marzo 2019 / 24 marzo 2019 Fútbol Segunda División Temporada 2018-2019 Deportivo - Almería 0-0
|

El Deportivo inicia el mes de abril regresando al Abanca Riazor para recibir esta tarde al Rayo Majadahonda con el firme compromiso de volver a sumar de tres ante su afición.

Un triunfo que no corea la grada desde el pasado 20 de enero en la jornada 22 ante el Albacete. Entonces los coruñeses se impusieron de forma clara (2-0), venciendo a un rival directo y, de paso, ganándole el golaveraje particular.

Desde entonces no han regresado los triunfos al campo blanquiazul, que vio como su equipo perdía por primera vez este año como local (ante la UD Las Palmas, con un gol del ex del Depor Aythami) y dejaba escapar puntos en forma de tablas ante Tenerife, Nàstic de Tarragona, Alcorcón y Almería. 

En el mes de marzo, el que iba a ser el del despegue del Deportivo, no se conseguía dar ese salto en la tabla, mientras que otros, como Osasuna, se encaramaban a una primera posición que no parece que ya vayan a soltar.

Un billete en juego
Queda una plaza de ascenso directo, la que ocupa ahora el Granada (con 58 puntos en su casillero) y por ella están metidos en la pelea, además del Deportivo, equipos como el Málaga, Cádiz, el Albacete o un sorprendente Mallorca, que pese a ser un recién ascendido está siendo toda una sorpresa en esta campaña.

Los coruñeses ya han cedido muchas tablas y saben que las opciones que tienen de ascender por la vía rápida pasan en gran medida por hacer de aquí a final de curso de Riazor un fortín. 

Esa solvencia que está mostrando Osasuna en el Sadar, que lleva doce victorias seguidas. El feudo herculino logró ser inexpugnable durante muchas jornadas, pero la situación cambió en marzo.

El equipo, quizá con la excesiva responsabilidad de que había que sacar los nueve en juego en casa, solo conseguía dos y generaba muchas dudas. Una situación que intranquilizaba a una afición que, sin embargo, seguía animando cada fin de semana e incluso organizando quedadas para mandar el aliento necesario a los futbolistas. Ahora es su momento. Tanto el equipo como la parroquia blanquiazul necesitan los tres puntos, un triunfo que refrende el trabajó que se está haciendo y que les ayude a afrontar lo que queda por delante.

Para ese esprint Natxo González recupera a un jugador que se ha convertido en fundamental en estas jornadas: Edu Expósito. Tras cumplir dos partidos de sanción el joven jugador, que se ha echado al equipo a la espalda y da claridad al juego, regresa a la medular.

El Deportivo formaría con Dani Giménez bajo palos, y una línea de cuatro con bandas para David Simón y Diego Caballo, y en el centro de la zaga Domingos Duarte y Pablo Marí, a no ser que este no se encuentre al cien por cien de su elongación muscular.

Una semana más repetiría el cuerpo técnico con el rombo y esta vez con Didier Moreno en la posición de ancla, su demarcación natural, Expósito por la derecha y Vicente Gómez por la izquierda. De enganche Pedro Sánchez y arriba la pareja formada por Quique y Carlos.

Natxo, que tendrá que hacer un descarte, pudo incluir finalmente en la convocatoria a un ranqueante Fede Cartabia.

Toda ayuda será poca para un Deportivo que tiene que dar un golpe sobre la mesa. Riazor y el equipo blanquiazul necesitan sumar de tres.

Riazor necesita tres