Los bajos comerciales de la Ciudad Vieja y el centro son los más caros de A Coruña

El Ideal Gallego-2016-02-22-015-0522639b_1
|

El comercio es un sector que fluctúa en la ciudad. Con la crisis aún presente y sin una salida laboral por cuenta ajena, son muchas las personas que se lanzan a la aventura de emprender con un negocio y a los pocos meses se ven obligados a cerrar porque se termina la prestación del paro que han capitalizado, las ayudas o el dinero que tenían ahorrado. El círculo es continuo y, por eso, hay un movimiento constante en el mercado inmobiliario de los locales comerciales. Sin embargo, los empresarios continúan denunciando que tras tanto tiempo de recesión la gran mayoría de los propietarios sigue demandando unas rentas altas para las facturaciones de hoy en día. Aunque hay bajos caros repartidos por toda A Coruña, los situados en la Ciudad Vieja y el centro se llevan la palma con los precios medios. 
En A Coruña hay dos tipos de inquilinos o compradores potenciales de un inmueble para montar un negocio:  los emprendedores y empresarios por vocación y los parados que buscan una vía de escape a su situación. Ninguno de los dos perfiles lo tiene fácil a la hora de dar con la ubicación adecuada. 
Al margen de los enredos burocráticos, los costes de los establecimientos son la primera barrera a cruzar. Y según las páginas web especializadas en el mercado inmobiliario los precios que se manejan no se han adaptado al poder adquisitivo actual y a la bajada del consumo. 
El portal Idealista.com, que dispone de 293 locales en venta y 501 en alquiler, establece una media por barrios de las rentas que se están solicitando. El cálculo no es tan exhaustivo en Fotocasa.es pero, igualmente, separan por distritos de tal manera que el centro y la Ciudad Vieja dan cabida a lo más caro.
A pesar de que muchos clientes se han desplazado a los centros comerciales y al entorno de Juan Flórez y la Plaza de Lugo, disponer de un espacio para iniciar un proyecto entre la Maestranza y el Obelisco es casi prohibitivo. 
Los 41 locales disponibles para arrendar que aparecen en Idealista.com –de los que se puede hacer una extrapolación bastante fidedigna según los gestores de propiedades– cuestan de media 11,63 euros por metro cuadrado. Todavía hay inmuebles por los que se piden 4.000 y hasta 8.000 euros al mes. Si la idea es apostar por una compraventa la operación se complica, pues por cada metro de local habría que desembolsar 2.950 euros. 
Por extraño que parezca, Os Mallos y el entorno de A Cubela y Cuatro Caminos están segundo y tercero a la hora de ser propietarios. La hipoteca saldría por 2.265 o 2.171 euros el metro cuadrado, mientras que para ser los segundos inquilinos que más pagan de la ciudad valdría con desplazarse al Ensanche con Juan Flórez y las calles aledañas. También asentarse en Someso-Matogrande o en Monte Alto-Zalaeta-Atochas requiere una inversión nada desdeñable en ninguno de los dos casos. 
En el lado contrario se ubican los barrios de Agra del Orzán y O Ventorrillo (1.056 euros para la compra y 6,84 el alquiler), Os Castros-Castrillón-Eirís (1.001 euros o 5,24), Mesoiro (933 o 4,92 euros) y el distrito compuesto por La Sagrada Familia y Vioño, con unos costes de 808 y 4,24 euros, respectivamente, según la fórmula elegida. 
Pese a estos últimos números, el sector entiende que todavía no están revisados a la baja y solicita que los dueños asuman la situación y se abran a negociaciones más justas para todos.

Los bajos comerciales de la Ciudad Vieja y el centro son los más caros de A Coruña