Insaciable y superlativo

Hamilton voló bajo la luz artificial de Sakhir, donde aventajó en casi tres décimas al segundo, su compañero Valtteri Bottas | TOLGA BOZOGLU
|

Lewis Hamilton, que hace dos domingos igualó el récord histórico de siete títulos del alemán Michael Schumacher, no reduce su voracidad. Y también saldrá primero hoy en el Gran Premio de Bahrein, decimoquinto y antepnúltimo del año, en el circuito Sakhir, donde elevó a 98 su propia plusmarca de poles.

Hamilton suma y sigue. Es insaciable y superlativo, a los mandos de su dominante Mercedes. Escudería que hace un mes ya dejó cerrada la consecución de su séptimo Mundial seguido. Y que en Sakhir, donde Valtteri Bottas saldrá segundo, vuelve a copar la primera fila. Sergio Pérez arrancará desde el quinto puesto, por detrás de los dos Red Bull; y Carlos Sainz, desde el decimoquinto.

Con los ‘premios gordos’ decididos, el inglés optó por divertirse y, liberado de presión, voló en la pista del desierto, cuyos 5.412 metros cubrió en un minuto, 27 segundos y 264 milésimas, 289 menos que au compañero; que aspira a rubricar otro subcampeonato; supera en 27 puntos a Max Verstappen, tercero en la cronometrada principal.

 

Marca igualada

Hamilton igualó las tres poles que sólo había logrado hasta ahora en Sakhir Sebastian Vettel, eliminado ayer en la Q2, al igual su compañero Charles Leclerc y que Sainz, este por una avería mecánica.

El astro inglés ha decidido aprovechar las últimas carreras para engrosar aún más su muy sobresaliente hoja de servicios. En el desierto bahreiní puede elevar a 95 su propio récord de triunfos en la división de oro del automovilismo. Y si también firma las dos últimas poles del curso llegará a 100 este mismo año.

La Q1 sirvió para que, en la zona baja, George Russell elevase a 15-0 el balance de resultados en calificación con el que está superando a su compañero Nicholas Latifi. Russell saldrá decimocuarto tras pasar a la Q2; ronda que no alcanzaron ni su colega, ni los Haas de Romain Grosjean y Kevin Magnussen, dos pilotos que no seguirán el año que viene en la Fórmula Uno.

 

KO al principio

Nada más arrancar el segundo acto, Sainz bloqueó las ruedas traseras, efectuó un trompo antes de entrar en la primera curva y quedó KO. Forzando, además, una bandera roja que paralizó durante unos minutos la Q2.  El madrileño, después de brillar en Turquía –donde acabó quinto, tras remontar diez puestos– es séptimo en el certamen.

La primera de las dos carreras en Sakhir, previas al cierre del campeonato en eYas Marina (Abu Dhabi), está prevista a 57 vueltas, para un total de 308, 484 kilómetros.

Insaciable y superlativo