A Falperra reprocha a Ferreiro que los trate como “vecinos de segunda” sin voz

La gran mayoría de los pasillos del mercado municipal de Santa Lucía están desiertos y los antiguos puestos de venta acumulan suciedad y desperfectos | quintana
|

La Asociación de Vecinos y Comerciantes de A Falperra ha remitido una nueva carta al alcalde, Xulio Ferreiro, en la que le reitera la invitación al barrio para conocer los cinco proyectos alternativos que encargaron para compatibilizar una plaza de abastos y un centro de salud en el mercado de Santa Lucía. Tanto en la misiva, como de viva voz, el colectivo reprocha al regidor que no aceptase su primera invitación y que los trate como “vecinos de segunda” por rechazar el diálogo con ellos y abrirlo con otros ciudadanos.
“Sentimos cierta envidia cuando vemos que en determinados temas propones la participación vecinal como método de trabajo y, sin embargo, en nuestro barrio hemos sufrido el silencio y la falta de comunicación”. Así se manifiesta la Asociación de Vecinos y Comerciantes de A Falperra en la última carta remitida al alcalde, que surge después de una negativa de Ferreiro a escuchar en directo las ideas para Santa Lucía de un equipo de arquitectos contactados por el colectivo y tras una visita del conselleiro de Sanidade para hacer lo propio.
El presidente de la agrupación, Antonio Deus, se lamenta de que el representante de la Marea solo les diese la opción de enviar las cinco propuestas a “la Alcaldía o Regeneración Urbana para que fuesen evaluadas desde el punto de vista técnico”. Los residentes y empresarios del entorno del mercado consideran que para que sus planteamientos se vean como una alternativa al proyecto de Manuel Gallego Jorreto, Ferreiro debería conocerlas in situ de la mano de sus autores. Pero la negativa ha molestado mucho, puesto que se sienten ninguneados por el Gobierno local.
“Vemos que cuando se trata de organizar follones contra otra Administración pone a los vecinos por delante, véase en el tema del puerto, en el que van a ser los vecinos y asociaciones las que se impliquen en la búsqueda de una solución para los terrenos portuarios”, comenta Deus, que añade que los de A Falperra parecen ser  “distintos al resto de los vecinos” a ojos de Marea Atlántica porque “no los quiere tener en cuenta”. 
Tal y como se han ido sucediendo los desencuentros por la plaza de abastos y el equipamiento sanitario, y viendo que en otros ámbitos se proclama la importancia de la participación ciudadana, Deus recalca que Ferreiro “no está aplicando la misma vara de medir a unos vecinos y a otros, hay vecinos de primera y hay vecinos de segunda y a los de A Falperra nos ha tocado, con este alcalde, ser vecinos de segunda”.
Más ideas con respaldo 
El colectivo se lamenta de que se le “niegue” un encuentro de trabajo, tener representación y la “búsqueda de soluciones conjuntas”, pero no se resigna y lejos de haber cumplido la petición municipal de enviar los cinco proyectos alternativos para compatibilizar usos en el inmueble de la polémica ha decidido insistir en la necesidad de que el alcalde acuda al barrio e, incluso, que invite a representantes de la oposición.
“Se trata de que escuche a otros técnicos y no solo a Gallego Jorreto y estos le expliquen por qué es posible tener el mercado y el centro de salud”, destacan, recordando que sus reivindicaciones están avaladas por las firmas de 3.200 ciudadanos y 180 empresarios que conforman el tejido comercial que sigue vivo en una zona que se ha ido deprimiendo a medida que moría la plaza. l

A Falperra reprocha a Ferreiro que los trate como “vecinos de segunda” sin voz