El rey, el mundo de la Justicia y la política despiden al fiscal Maza

El rey saluda a los fiscales a su llegada a la capilla ardiente | ballesteros (efe)
|

El rey acudió ayer junto con numerosos juristas y representantes políticos, entre ellos ocho miembros del Gobierno y dos dirigentes de la oposición, a la capilla ardiente de José Manuel Maza para dar el último adiós al que calificaron como “excelente jurista” que dejó “una pérdida irreparable”.
Pasadas las 08.30 horas de la mañana, el féretro del fiscal general del Estado, que falleció el sábado a los 66 años en Argentina a causa de una infección renal que derivó en infección generalizada, entró en la sede de la Fiscalía a manos de guardias civiles y policías nacionales vestidos de gala.
Allí le esperaban, visiblemente afectados, los presidentes del Tribunal Supremo y del Tribunal Constitucional, Carlos Lesmes y Juan José González Rivas, respectivamente, y el ministro de Justicia, Rafael Catalá, en compañía de la familia del fallecido.
Junto a ellos, también quisieron estar desde primera hora de la mañana compañeros y amigos de profesión de Maza, como el juez del Tribunal Supremo Manuel Marchena o el anterior fiscal jefe Anticorrupción Manuel Moix, quien se mostró especialmente apenado por su muerte y agradeció que siempre le apoyara, incluso cuando tuvo que dimitir.

“Era justo y sensato”
Poco a poco llegaron algunos representantes del Gobierno como el propio presidente, Mariano Rajoy, que quiso transmitir a su familia su “pesar” por la muerte de un “excelente jurista”, una persona “justa, sensata y conocedora de la realidad en que se movía”.
Felipe VI llegó poco después que Rajoy y permaneció en la capilla ardiente media hora.
También acudió la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y seis ministros y, a su salida, algunos quisieron hacer declaraciones en las que no escatimaron en halagos
Destacaron su “sentido común” y su “seriedad” pero también su “bonhomía” y le calificaron de “servidor público” que supo ver que “la ley tiene que ser igual para todos y estar por encima de todos” y que “nunca se dejó llevar por criterios oportunistas” ni oportunidades políticas.
Los dirigentes de dos partidos de la oposición, PSOE y Ciudadanos, también quisieron estar presentes en la despedida del que fue fiscal general.
Pese a las “discrepancias” con su gestión, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, valoró el servicio al Estado de Maza.

El rey, el mundo de la Justicia y la política despiden al fiscal Maza