Barberá critica que se pida su dimisión y no la de Abel Caballero o Besteiro

Valencia's former mayor Rita Barbera reacts during a news conference at the People's Party headquarters in Valencia, Spain, February 25, 2016. REUTERS/Heino Kalis
|

La exalcaldesa de Valencia y senadora, Rita Barberá, criticó las voces que piden al PP su dimisión y consideró que se la está tratando con “mayor crueldad” que, por ejemplo, al alcalde socialista de Vigo, Abel Caballero, “que está investigado”, o al secretario xeral del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, “que luce cuatro imputaciones”.
En una rueda de prensa en la que reiteró su inocencia y rechazó que vaya a dimitir, Barberá lamentó el trato que se le está dando cuando “nada ha hecho” y contrapuso su situación con la de “los casos de corrupción milmillonarios de Cataluña” o el de los ERE de Andalucía.
Del mismo modo, reprobó que no se le pregunte “todos los días” al líder socialista, Pedro Sánchez, “si va a exigir dimisiones por los problemas de corrupción que tiene ese partido”, algo que “si les preguntan todos los días” a sus compañeros populares.
“¿Por qué no se está exigiendo todos los días, como a mí, la dimisión, por ejemplo, del alcalde de Vigo del PSOE Abel Caballero, que está investigado? ¿Por qué tampoco se le exige todos los días al señor Sánchez la dimisión del secretario general del PSOE de Galicia, que luce cuatro imputaciones? No encuentro respuesta”, dijo Barberá.  

Sin conocimiento
Además, Barberá, aseguró que “no ha contribuido ni ordenado ni conocido ningún blanqueo de capital” ni en su grupo municipal y ni el partido: “La alcaldesa nunca ha tenido una caja B y nadie me entregó el remanente ni la llave de ninguna caja B. Nunca hubo caja B. Todo lo dicho al respecto es absolutamente falso”, sentenció.
La que fuera primera edil durante 24 años lamentó las “mentiras impunes”, “condenas mediáticas” y el “apaleamiento público” que está sufriendo y “pese a las ansias irrefrenables de la izquierda” para que “desaparezca de la política” quiso decir “muy fuerte” y “muy clarito” que no dimite. “Ni me lo planteo”, recalcó.
Así lo indicó en su primera comparecencia pública para dar explicaciones a raíz de la investigación de la “Operación Taula”, en la que reconoció haber dado donativos mensuales al partido de 60,10 diez euros y aportaciones extraordinarias que “nunca” le fueron devueltas.

“Prudencia”
Barberá explicó que hasta el fecha guardó silencio por “prudencia” y debido al “total desconocimiento del sumario que ha dado lugar a una dura y mediática instrucción judicial”, de la que criticó las “filtraciones” que la dejan en una “total indefensión”.
Ante una abarrotada sala de prensa en la sede del PPCV, la ahora senadora consideró que era momento de hablar, “no por presiones”, sino porque ya se ha separado el caso en dos piezas: por una parte Imelsa y por otra el presunto blanqueo de dinero en el PP municipal, donde ya han declarado todos los ediles, exediles asesores investigados.

Barberá critica que se pida su dimisión y no la de Abel Caballero o Besteiro