El buen tiempo incita a las víboras a aparecer antes de lo habitual

el ideal gallego-2019-04-02-008-d9ada035
|

El buen tiempo que ha prevalecido durante las dos últimas semanas ha animado a las víboras a salir de su período de hibernación un poco antes de lo habitual. Ya es posible verlas en las zonas de la periferia de la ciudad, desperezándose al sol. La tarde del domingo, los bomberos retiraron un ejemplar de medio metro de un chalet adosado de la calle de Oporto, donde tomaba el sol tranquilamente en el pequeño jardín de cincuenta metros cuadrados. El presidente de la asociación de vecinos de A Zapateira, Juan Sánchez-Albornoz, reconoció que se está empezando a filtrar a través de las redes sociales varios avistamientos de esta especie, denominada víbora de Seoane:  “Yo conozco tres o cuatro”.


Tras atrapar al ofidio, los bomberos la mantuvieron a buen recaudo y al día siguiente acudieron con el ejemplar a una clínica veterinaria para asegurarse de que estaba en buen estado antes de entregarlo finalmente al Centro de Recuperación de Animales de Oleiros, de donde será devuelta a la naturaleza. Desde la asociación ecologista Grupo Hábitat,  su presidente, Santiago Vázquez,  alabó el comportamiento de los servicios de emergencia municipales: “Aplaudir a los bomberos que no la mataron, y que la capturaron”. Hay que señalar que están acostumbrados: el año pasado rescataron a 34 animales.


La víbora de Seoane es una especie común y que aparece regularmente por la periferia de la ciudad: no solo A Zapateira, sino Bens, el monte de san Pedro, o incluso la zona del Puerto Exterior. Busca refugio preferentemente en los tojales grandes y en estas fechas empieza a salir de la hibernación en la que ha permanecido durante el invierno. Justo es el momento en el que los seres humanos, con los que comparte el entorno, sale también a disfrutar de la naturaleza.  


“Sin levantar miedos, pero preocupa sobre todo por los niños”, matiza Sánchez-Albornoz.  Conviene recordar que en junio de 2017, una víbora mordió a un alumno de diez años del CEIP Manuel Murguía, en Feáns, lo que sembró el pánico entre los padres y la dirección del centro se vio obligada a prohibir a los escolares que salieran al recreo. De todos modos, el niño no sufrió heridas de consideración, más allá de la molestia de la picadura. 
Limpieza de maleza  


“Ayudaría que se limpiara la maleza”, apunta el presidente de lo vecinos de A Zapateira. Los dueños de los terrenos tienen la obligación de mantenerlos desbrozados, sobre todo por el peligro de incendio que suponen, y el Ayuntamiento se encarga de hacerlo de modo subsidiario si estos no se responsabilizan, para luego pasarles la factura. En las últimas campañas, se ha conseguido mantener las parcelas saneadas, y no se registró ningún incendio de importancia.  


Sin embargo, este año parece que la primavera será especialmente seca. De hecho, la Xunta ha prohibido ya cualquier quema de rastrojos por el peligro de incendio, y Sánchez-Albornoz considera que sería buena idea adelantar la campaña de desbroce. No solo porque reduciría el peligro de incendio, sino porque privaría a las víboras de un refugio cercano a las zonas pobladas, reduciendo el peligro. Además, los vecinos temen que las elecciones municipales también afecten al desbrozado. “Son dos meses en los que prácticamente no se hace nada”, comenta el portavoz de los vecinos de A Zapateira.

El buen tiempo incita a las víboras a aparecer antes de lo habitual