Industria defiende su “hoja de ruta” en materia eólica para reconquistar el liderazgo mundial de Galicia

|

El director xeral de Industria, Ángel Bernardo Tahoces, dijo ayer que el Gobierno tiene “perfectamente definida” una “hoja de ruta” en el sector eólico con la que sabe lo qué hacer y a dónde llegar, por lo que confió en que Galicia “pueda ser líder mundial en renovables”.

Tahoces respondió en comisión parlamentaria a la nacionalista Carme Adán sobre la incidencia en el sector eólico del real decreto 2/2013 de medidas urgentes en el sistema eléctrico y el sector financiero, entre otras.

Adán reprochó al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, sus “mentiras” en este ámbito porque no se han creado los empleos ni la inversión anunciadas y la situación actual es de “fracaso”, lo que coloca al sector eólico “al borde del abismo por una decisión caprichosa y de revanchismo político del señor Feijóo y del PP”.

Tahoces replicó a Adán que la decisión del jefe del Ejecutivo de anular el concurso eólico del bipartito no llevó al sector al abismo sino que fue “necesaria, legal y reportó muchísimos beneficios para Galicia”.

“Galicia no perdió nada” sino que “el BNG ya hizo que perdiera el tren Galicia”, dijo el director xeral en alusión al anterior concurso eólico que admitió a trámite 565,6 megawatios y accedieron al registro de preasignaciones solo 96, casi el 15%, dijo.

Tahoces aseguró que demostrará que Galicia “ganó mucho” y que Feijóo tomó una decisión “muy beneficiosa” para el sector eólico, al entregar tres sentencias del TSXG “en las que se declara la nulidad e ilegalidad del acuerdo de resolución del concurso eólico del bipartito” y se exige la repetición del concurso.

En cuanto a la repercusión del real decreto sobre el eólico respondió que “ninguna” porque solo afecta a parques existentes y modifica una fórmula retributiva, de manera que hace desaparecer la modalidad de precio de mercado más prima y establece la opción de retribución a tarifa o precio de mercado.

Adán consideró no obstante que “este real decreto corta toda posibilidad de desarrollo de nuevos parques eólicos en Galicia” porque “no se están dando nuevas adjudicaciones”, lo que le llevó a sentenciar: “Ustedes acabaron con el sector eólico”.

Industria defiende su “hoja de ruta” en materia eólica para reconquistar el liderazgo mundial de Galicia