Los coruñeses renuevan su devoción por el Nazareno

QUINTANA. PROCESIÓN ORDEN TERCERA
|

Las procesiones de Semana Santa volvieron a la luz natural y dejaron ver gracias a ella toda la devoción que los coruñeses profesan al Nazareno. El paso fue seguido desde su salida de la Orden Tercera por una multitud que acompañó a las dos tallas del desfile confesional organizado por la Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad y Santo Entierro.
La talla de Nuestro Padre Jesús Nazareno, elaborada en el siglo XVII en madera policromada por la escuela del prestigioso imaginero Pedro de Mena, fue portada, como es tradicional, por hombres, mientras que las mujeres llevaron la de Nuestra Señora de la Amargura, una talla esculpida en el siglo XIX, con vestimenta bordada en oro, que representa el dolor de la virgen con su corazón traspasado por siete puñales, paso previo al sufrimiento católico que se representará hoy.
Así, la jornada empezará con el Vía Crucis penitencial de las 8.30 horas, que llevará los pasos del Cristo de la Agonía y Nuestra Señora del Mayor Dolor. A las 11.30 la procesión del Santo Encuentro permitirá la reunión de la Virgen de los Dolores, San Juan Evangelista, la Verónica y el Tránsito. Ya por la tarde el Santo Entierro y la procesión del Santísimo Cristo del Amor y Nuestra Señora de las Angustias cerrarán el Viernes Santo.

Los coruñeses renuevan su devoción por el Nazareno