El corte de una calle dos meses y sin aviso previo indigna a Os Mallos

Copia de El Ideal Gallego-2018-01-20-011-0fc47b48
|

Pocas veces la programación de unas obras generó tanta indignación como la de las que comenzarán este lunes en la calle de San Vicente, una de las más concurridas del barrio de Os Mallos. Los vecinos y comerciantes se toparon a finales de esta semana con algunos carteles en el entorno de la infraestructura que indican que a partir de la semana próxima esta permanecerá cortada durante dos meses. El tráfico se reordenará en los alrededores para realizar unas actuaciones que el Gobierno local no comentó en la zona, lo que todavía ha causado un enfado mayor. En este contexto el PP volvió a acusar a la Marea de presumir de una estrategia de transparencia que, en opinión de la formación, no existe. 
La concejala del Partido Popular, Begoña Freire, fue la primera en dar la voz de alarma sobre las formas de actuar del Ayuntamiento, si bien tanto los residentes como los empresarios de Os Mallos han mostrado su indignación tras enterarse entre este jueves y viernes de que el lunes se procederá al corte de la calle de San Vicente durante al menos dos meses. El Gobierno municipal colocó algunos carteles advirtiendo de cambios en la circulación esos mismos días y en estos indica el tiempo de las restricciones. No obstante, si la obra se complica podría tener un plazo mayor. 
“Los vecinos y comerciantes no dan crédito porque no se les ha informado de nada y los carteles están incompletos”, señaló ayer la edil del PP, asegurando que la calle en cuestión tiene mucho tránsito tanto de vehículos como de peatones. 
A nivel de reorganización, la que fuera concejala de Tráfico y Movilidad durante el mandato de Carlos Negreira explica que para que los conductores se puedan hacer un mapa de las nuevas opciones que tendrán para pasar con sus coches tienen que recorrer varias calles buscando los carteles ya que no se dispone de una información conjunta. 
Por ejemplo, “Ramón Cabanillas pasará a tener doble sentido de circulación y desaparecerán los aparcamientos”, dice tras ver alguno de los folios colocados por la Marea en el entorno de esta calle de Os Mallos. Esta situación ha molestado a todo el barrio porque también perjudicará a gente con garajes pero todavía lo ha hecho más el desconocer en qué consistirá esa reurbanización de la que no sabían nada. Por ello, Freire denuncia que “la participación de la Marea es de boquilla” porque no se habló nada ni se es consultó a los afectados directos. 
Estos ya preparan una reunión para la próxima semana y solo han podido saber, a través de las llamadas al teléfono 010, que los operarios ampliarán las aceras y colocarán algún árbol, además de revisar las canalizaciones.

El corte de una calle dos meses y sin aviso previo indigna a Os Mallos