Los organizadores apuntan a la implicación vecinal como clave del éxito de la Feira Modernista

Los “repartidores” iniciaron la distribución en los establecimientos locales y en la calle de Linares Rivas
|

“¡Extra, extra... A Modernista!” Tres repartidores –caracterizados hasta el último detalle– se encargan de distribuir entre los vecinos el programa de actividades de la Feira Modernista de Sada. Una cita que en solo cinco años se ha convertido en un clásico del verano en As Mariñas y que, consolidada en el panorama provincial, aspira a situarse en el mercado autonómico e incluso abrirse al resto de España.
“Coa oferta de actividades de este ano aspiramos a incrementar as cifras de visitantes das últimas edicións”, indicó el titular de la Concejalía de Cultura, el socialista Marcos Villar, convencido de las posibilidades de esta celebración como reclamo turístico complementario al sol y el mar, los principales atractivos de Sada. Como novedades, los números de danza y una banda de calle, con la que la organización espera “chegar a moita máis xente”, apuntó Villar antes de incidir en el tirón de la celebración entre los propios vecinos, que se han convertido en uno de los elementos clave en la promoción de la Feira Modernista de Sada.
Durante tres días, una decena de bandas –dos internacionales– rotarán casi sin interrupción por los escenarios de A Carpa Acendida y de La Terraza haciendo honor a la que está considerada la muestra modernista más importante de Galicia. “Non cabe dúbida que isto supón un maior esforzo, tanto a nivel económico como organizativo”, añadió, convencido de que é un “risco” necesario porque atraerá miles de personas a Sada.

Los organizadores apuntan a la implicación vecinal como clave del éxito de la Feira Modernista