Detienen a trece directivos de Vitaldent por desviar dinero y reinvertirlo en lujo

16/02/2016 Clínicas Vitaldent. Las asociaciones de consumidores OCU y Facua recomiendan a los usuarios de las clínicas de Vitaldent que denuncien cualquier irregularidad al recibir los servicios o, si se diera, por cierre de la clíni
|

La Policía Nacional detuvo ayer a un total de trece personas de la cúpula directiva de la empresa Vitaldent –dentro de la Operación “Topolino”– por desviar sin declarar el dinero en metálico que exigían a sus franquiciados, concretamente a los países de Suiza y Luxemburgo. Luego ese dinero se reinvertía en artículos de lujo, coches de alta gama, fincas o incluso un avión valorado en un millón de euros que ya ha sido incautado por la Policía.
Se procedió, además de las detenciones, a realizar quince entradas y registros. A los arrestados se les acusa de la presunta comisión de un delito de fraude fiscal y blanqueo de capitales. Las actuaciones las lleva a cabo la UDEF central de la Policía Nacional, en coordinación con la Fiscalía Anticorrupción, bajo las órdenes del Juzgado de Instrucción número dos de Majadahonda, en Madrid.
Según la Policía, entre los arrestados figuran el dueño de la cadena de clínicas dentales Vitaldent y el responsable de la actividad de la empresa en Italia. En esta misma actuación se ha decretado la prohibición de disponer sobre 124 fincas repartidas por toda España, 36 vehículos a motor y el citado avión.
Los registros, por su parte, afectan entre otros lugares a la sede central de la empresa, situada en la calle Valle de Alcudia, en el municipio madrileño de Las Rozas, así como tres despachos de abogados y de los domicilios de los detenidos.
Los arrestados formaban parte de un grupo organizado creado dentro de la estructura empresarial, diseñado para eludir el pago de impuestos a la Hacienda Pública, según la Policía. La Fiscalía, en un comunicado, habla incluso de “organización criminal” dirigida por el dueño de Vitaldent, Ernesto Colman.
Los investigadores explican que para evitar sus obligaciones fiscales, el máximo responsable de la empresa ingresaba los ingresos obtenidos de las franquicias de la marca en entidades bancarias de Suiza o Luxemburgo. Posteriormente, parte de este capital era reinvertido en España mediante la adquisición de bienes inmuebles, vehículos y otros artículos de lujo, culminándose de este modo un proceso de blanqueo.

el 10 por ciento
Las primeras pesquisas apuntan a que Ernesto Colman exigía a sus franquiciados que le pagasen el 10% de lo acordado en metálico, según informaron fuentes de la investigación, que cifran el fraude en torno a los 10 millones de euros.
Las actuaciones parten de la denuncia presentada por varios franquiciados afectados y las detenciones se han precipitado ante las sospechas de la UDEF de que el dueño de Vitaldent tenía previsto cerrar repentinamente el negocio y quedarse con el dinero recaudado. Tras la operación, tanto la Policía como la Fiscalía garantizan la continuidad de las clínicas de Vitaldent, con más de 350 locales en España y más de 2.000 odontólogos.

Detienen a trece directivos de Vitaldent por desviar dinero y reinvertirlo en lujo