Feijóo se prepara para definir las cuentas gallegas sin el respaldo de las del Estado

Feijóo explica los acuerdos del Consello en la rueda de prensa posterior a la reunión | lavandeira jr (efe)
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, reconoció que “parece prácticamente imposible” que Galicia cuente con presupuestos aprobados a día 1 de enero, una situación de la que responsabilizó al Gobierno central por la falta de “definición” de asuntos como el techo de gasto o el uso del déficit.

Así se pronunció, a preguntas de los medios de comunicación yer en la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta, el mandatario autonómico, que confía en que la situación comience a despejarse tras la celebración el próximo lunes del Consejo de Política Fiscal y Financiera.

Una cita de la que espera que salga “el cuadro” sobre el que el Gobierno gallego pueda “diseñar” sus presupuestos que, dice, no estarán aprobados antes de final de año por “los continuos cambios de criterio” del Ejecutivo central.

 

Vaivenes de la Administración

Feijóo cree que “los vaivenes” de la Administración central son patentes “solo con seguir las declaraciones” de sus dirigentes en asuntos como el déficit o la regla de gasto. “Es muy difícil empezar a diseñar algo”, comentó.

Así las cosas, el presidente señaló que, en estos momentos, la Xunta se encuentra “trabajando con fichas y políticas económicas” que “no” puede “sustentar” sobre cifras “porque las desconoce”, ya que asuntos como las liquidaciones o la deuda “siguen en interrogación”.  

Feijóo hizo esta valoración poco antes de explicar los acuerdos alcanzados ayer en el Consello de la Xunta. Entre ellos está que la Consellería de Cultura, Educación e Universidades destinará más de dos millones de euros para cofinanciar la compra de material y el mantenimiento de las infraestructuras de los equipos de investigación en las tres universidades gallegas (Santiago, A Coruña y Vigo).

El convenio, que recibió el visto bueno del Consello asume el 20% de una inversión total de 10,3 millones de euros, mientras que el 80% restante corresponde a fondos Feder canalizados vía Estado.

Con esto, las universidades gallegas comprarán equipamiento para investigación en campos como la biomedicina, la química biológica, ingeniería civil, ciencias del mar o física de altas energías, entre otros asuntos.

De este modo, se beneficiarán centros de investigación como el Cinbio (Centro de Investigaciones Biomédicas), el Ciqus (Centro de Investigación en Química Biológica e Materiais Moleculares), Cimus (Centro de Investigación en Medicina Molecular e Enfermidades Crónicas), Igfae (Instituto Galego de Física de Altas Enerxías) o agrupaciones estratégicas coom el Cica-Inibic o el Citeec.  

Además, el Ejecutivo gallego destinará 158.000 euros para el programa a jóvenes tutelados que desarrolla la Fundación Juan Soñador, entidad con la que la Administración autonómica colabora desde el año 2015.

El nuevo convenio, que asciende a un presupuesto de 180.000 euros, recibió el visto bueno del Consello. De este modo, la Xunta aumenta un 40% la cuantía destinada a cofinanciar este programa, que la Fundación Juan Soñador cubre con otros 22.000 euros.

 

Incremento de la partida

El incremento de presupuesto permitirá ampliar el número de participantes hasta los 500. Se trata de un programa orientada a reforzar la educación y la atención a menores que proceden de familias en situación de vulnerabilidad.  

La reunión del Ejecutivo también acordó la ampliación de los modelos silvícolas para que, entre otros asuntos, los titulares de parcelas en montes puedan comercializar la madera, ya que a partir del 30 de diciembre será obligatorio para los propietarios de terrenos de menos de 15 hectáreas contar con un instrumento de ordenación o gestión forestal.

El Consello dio ayer el visto bueno a un informe elaborado por la Consellería do Medio Rural previo a la ampliación de los modelos, que serán habilitados por vía telemática y a través de un proceso simplificado.

Feijóo aseguró que esta medida pretende “mejorar la gestión y la sostenibilidad” del monte gallego, además de facilitar que los propietarios de terrenos forestales puedan comercializar madera u otros productos silvícolas (castañas o setas) más allá del 30 de diciembre.

Feijóo se prepara para definir las cuentas gallegas sin el respaldo de las del Estado