Emalcsa devuelve el agua caliente a 160 vecinos de Novo Mesoiro

|

Poco más de 24 horas ha durado el corte del agua caliente en los 160 pisos de los números 15, 17, 19 y 21 de Ribeira Sacra. A primera hora de la tarde de ayer, técnicos de la Empresa Municipal de Aguas (Emalcsa) acudieron a restaurar el servicio, que habían cortado por una deuda de 30.000 euros por parte de la comunidad que se había acumulado a lo largo de cinco años. Tras negociar, la comunidad se ha comprometido a pagar 3.000 euros ayer mismo y el resto, de forma prorrateada.  
La razón de que se cortara el agua caliente y no la fría es que esta llega de forma individual a cada piso. El agua caliente pasa primero por unas placas solares que la calientan y la paga la comunidad. En esos 160 pisos residen muchos inquilinos del Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS), mientras que menos del 40% tienen pisos en propiedad. El resto accedieron a su vivienda en alquiler a través  del Rexistro de Demandantes de Vivenda Protexida. Es decir, que son inquilinos de la Xunta. Aunque el presidente de la comunidad, Javier Francisco Mañana, señaló que la mayor parte de los deudores eran inquilinos, ayer se matizó que también hay deudores entre los propietarios,  y que existen inquilinos del IGVS que pagan puntualmente.  
Morosos 
Pero Mañana no está muy satisfecho: “El problema es qué va a hacer la Xunta con los morosos, porque si pagaran, la comunidad podría ponerse al día”. Desde la Xunta señalan que existen dos clases de contratos de inquilinos: aquellos que deben pagar los gastos directamente a la comunidad y los que lo hacen a través del IGVS, pero señalan que, efectivamente, son muchos los que no abonan las facturas a tiempo, sin que se adopte ninguna medida.
Estas mismas fuentes del Gobierno autonómico aseguran que el delegado provincial, Ovidio Rodeiro, se interesó especialmente por la resolución del problema y medió con Emalcsa para que el servicio se restituyera cuanto antes. En cambio, desde la empresa municipal de aguas aseguran que fueron ellos los que tuvieron que mediar en un “conflito entre a Xunta de Galicia e a comunidadede propietarios”. Es más, Emalcsa mantiene que lo hizo “poñendo por diante o compromiso co servizo público, logrou acadar unha solución satisfactoria para todas as partes”, a pesar de las evidentes reservas que expresó ayer el presidente de la comunidad. l

Emalcsa devuelve el agua caliente a 160 vecinos de Novo Mesoiro