La vuelta a las clases se cierra con el inicio de los alumnos de ESO y Bachillerato

El Ideal Gallego-2016-09-16-013-2edfa93b

El curso escolar terminó de arrancar ayer con la incorporación a las clases de los alumnos de ESO y Bachillerato, que en A Coruña supuso el primer día para casi 12.000 estudiantes.
Como sucede cada mes de septiembre, las imágenes más repetidas fueron las de abrazos por los reencuentros entre estudiantes, algunos más alegres por el retorno a las aulas que otros.
Más de ocho mil alumnos, concretamente 8.636, afrontarán en la ciudad durante este curso académico uno de los cuatro niveles de la Enseñanza Secundaria Obligatoria. Además, otros 3.272 lo harán en los dos cursos que conforman el Bachillerato.
La principal novedad este año es la introducción de las reválidas al final de ambos niveles introducidas con la Ley Lomce. En el caso de la Secundaria, el examen no tendrá efectos académicos durante este curso, situación que cambiará a partir del próximo en el que aprobarlo será necesario para obtener el título.
Mientras tanto, la evaluación final tras completar el segundo año de Bachillerato servirá durante este curso para acceder a la universidad, aunque no para titularse.
Estas reválidas cuentan con un rechazo general bastante alto en la sociedad, con muchos profesores, asociaciones de padres de alumnos y los propios estudiantes en contra de estos nuevos exámenes. Además, las quejas también se centran en que todavía se desconoce cómo se realizarán estas reválidas y qué contenidos incluirán, una de las principales reclamaciones en contra de esta nueva modalidad.

presentaciones
A pesar de la controversia por estas pruebas, las conversaciones entre la mayoría de los alumnos poco tenían que ver con esta situación y más con los meses en los que apenas se pudieron ver durante el verano.
En algunos centros escolares de la ciudad, ayer fue turno simplemente para las presentaciones y para conocer en qué clase está destinado cada alumno y así analizar quienes serán sus compañeros de pupitre. Así, hoy será todavía el primer día exclusivamente de clases para muchos de ellos, aunque otros ya comenzaron ayer. 
Además, a primera hora de la mañana y coincidiendo con la entrada en los colegios se produjeron atascos en distintos puntos de la ciudad por el alto volumen de tráfico, entre el que ya figuran los autobuses escolares.

La vuelta a las clases se cierra con el inicio de los alumnos de ESO y Bachillerato

Te puede interesar