La Cámara de A Coruña atendió 14.500 consultas durante el estado de alarma

Gonzalo Ortiz, Antonio Couceiro y Manuel Galdo en la presentación del balance de la Cámara de A Coruña | patricia g. fraga
|

La excepcionalidad que supuso el estado de alarma, debido al Covid-19, se hizo notar en múltiples facetas de la vida diaria, incluso en la de la Cámara de Comercio de A Coruña, que en ese período atendió 14.500 consultas acerca de los diferentes decretos ley promulgados por el Gobierno español, tal y como explicaba ayer el director de la entidad, Gonzalo Ortiz, en la presentación del balance del año 2019.

Pero la crisis sanitaria también ha hecho que la Cámara haya visto la necesidad de actuar de otros modos. Señalaba el presidente, Antonio Couceiro, que la entidad cameral se encuentra en proceso de elaboración del “Plan de Relanzamiento de la Economía de A Coruña y su área”, en el que determinarán el impacto de la crisis y propondrán una serie de medidas.

Durante este periodo de alarma, la Cámara de A Coruña también colaboró con el Ayuntamiento para conocer las necesidades urgentes de los comerciantes de la ciudad, como el “aplazamiento de impuestos”, la “agilización de licencias de obra” o “acciones puntuales”, como el aumento de espacio para las terrazas hosteleras, explicaba Ortiz.

Entre las consecuencias directas del coronavirus en la entidad se encuentra la suspensión de algunos de sus eventos, como las ferias de empleo A Coruña, Carballo y Culleredo, o la Feria de Formación Dual.

Año anterior 
En cuanto al balance del pasado ejercicio, tanto Ortiz como Couceiro, destacaron que la Cámara cerró el año con un superávit superior al medio millón de euros, logrando así un hito de 49 años consecutivos con superávit.

Entre el resto de hitos de la cámara, Ortiz destacaba que es la que “mayor número de socios con aportación voluntaria tiene de España”.
Otro de los puntos que destacaron fueron los 2.800.000 euros con los que apoyaron a empresas y emprendedores durante el 2019. En total, fueron 6.000 los beneficiarios de servicios y ayudas de la entidad, de las cuales 2.000 fueron empresas.

Quiso destacar también Ortiz que la Cámara de A Coruña cerró el ejercicio con “cero deuda”, por lo que cuentan “con un patrimonio saneado”, que llevó a que la última auditoría destacara que, a pesar del impacto del Covid-19, no haya que reajustar el balance.

La Cámara de A Coruña atendió 14.500 consultas durante el estado de alarma