La inusual veda de la sardina en pleno verano deja en el aire muchas fiestas

|

La veda de la sardina ordenada por Pesca esta misma semana ha dejado en el aire muchos festejos y ha dado al traste con la temporada de una buena parte de la flota coruñesa que estima que la prohibición conllevará pérdidas “millonarias”. Los armadores se quejan de que se haya permitido esta restricción en plena temporada, cuando no había ocurrido nunca antes, y con gran cantidad de pescado en el mar.
En los mercados coruñeses no se puede encontrar ni una sola sardina gallega desde hace días y por más que los clientes las piden para celebrar sardiñadas privadas o fiestas más grandes, los pescaderos tienen que advertir de que esta especie está en veda. La inusual prohibición para esta época ha generado un gran malestar entre la flota, dado que habitualmente es pasado San Juan cuando mejor se vende este pescado porque “ten máis grasa e está máis rico”. Así lo afirma el presidente de la Asociación de Armadores Coruñeses de Pesca de Bajura (Arcopeba), Manuel Iglesias, que calcula que se dejarán de ganar millones en relación a otros años porque “hai sardiña e non se deixa coller” y eso también se verá reflejado en los salarios de las tripulaciones.
Afirma que justo ahora los grandes bancos estaban frente al litoral coruñés, hasta donde se habían desplazado barcos de cerco de Vigo o de Portosín, por poner algunos ejemplos. La limitación de cuotas y la veda vienen impuestas también para la Xunta por la Unión Europea y por el Gobierno central, pero Iglesias entiende que “a Xunta tiña que defender aos pescadores ante Madrid”. Si no hubiese sardina que capturar entenderían la medida pero desde Arcopeba insisten en que la hay y que ahora la caja estaba alcanzando unos buenos precios en la Lonja.
Sin embargo, la ley obligará a “pasar unha festa do Carmen sen sardiña”. “Ata agosto non van levantar a veda e tamén están acabando cunha tradición e coa nosa identidade”, critica el representante del sector, que cree que la opción de traer sardina de fuera como ya están haciendo algunas pescaderías es más dañina de cara al futuro.
Puede llegar el pescado de mercados como el portugués o el marroquí, por ejemplo pero “se estes gañan terreo despois vai ser difícil competir”, lo que podría provocar un deterioro aún mayor del negocio de armadores y pescadores coruñeses.

La inusual veda de la sardina en pleno verano deja en el aire muchas fiestas