Miñambres explica el mercado vigués

El cuadro olívico durante el partido disputado en El Sadar, no fue capaz de perforar la portería del Osasuna. Esto ocasionó que el club intentara incorporar a un delantero antes del cierre del mercado |Jesús diges
|

Felipe Miñambres, director deportivo del Celta de Vigo, aseguró que nunca se planteó dimitir porque considera que la plantilla “no se ha debilitado” respecto al curso pasado.

El responsable de fichajes achacó la falta de refuerzos a las “limitaciones” por el límite salarial y lamentó que los descartes técnicos se negaran a salir “a pesar de tener buenas ofertas”. 

“Después de concretar el fichaje de Murillo, por nuestro límite salarial que nos pasaba La Liga, no teníamos posibilidades de enfrentarnos a ningún fichaje”, explicó Miñambres, quien dejó claro que “hasta el último momento” pelearon por la llegada de un delantero. 

El Celta intentó aumentar su “límite salarial” con la salida de aquellos jugadores que no contaban para Óscar García Junyent, pero fue “imposible” realizar las operaciones por la negativa de los futbolistas, especialmente David Costas y Jorge Sáenz. 

“No les puedo poner una pistola en el pecho para que se vayan del club. Han tenido ofertas, alguno de ellos de un equipo que juega en Champions y que cubría todo el salario, pero no han querido marcharse”, reiteró. 

Fichaje fallido
El director deportivo señaló que, en las últimas horas del mercado, estuvieron cerca de cerrar a un delantero pero que se cayó cuando iban a redactar el contrato. 

“El club de origen nos dio luz verde para hablar con el chico. Llegamos a un acuerdo con el jugador y con sus agentes para que viniese cedido sin coste para su club de origen. Pero cuando teníamos el acuerdo para empezar a redactar el contrato, nos dicen que no, que no se puede llevar a cabo esa operación”, afirmó. 

Además de este fallido fichaje,  el club ha cedido a Vadillo, después de haberlo fichado en este mercado.

Miñambres explica el mercado vigués