Industria recomienda el uso doméstico de la biomasa

|

El consumo de biomasa en los hogares gallegos evita la emisión a atmósfera de 1,5 millones de toneladas de CO2 al año, el dato figura en un informe sobre el mercado de este combustible en la comunidad encargado por el Instituto Enerxético de Galicia (Inega).

El informe “tiene como objetivo de conocer la situación de una fuente de energía renovable, autóctona y mucho más limpia, y que permite reducir la emisión de CO2 a la atmósfera” informó la Xunta en un comunicado en el que recuerda que la biomasa resulta un 60% más barata que el gasóleo.

El documento recoge que los gallegos emplean, cada año, más de un millón de toneladas de leña en sus hogares, una cifra que lleva aparejados importantes beneficios tanto económicos como ambientales.

El departamento que dirige Javier Guerra recuerda que hace años que promueve el empleo de calderas de biomasa a través del programa de fuentes renovables del Inega. “Así, y ante el creciente interés de la ciudadanía en esta fuente de energía, se han incrementado paulatinamente los presupuestos para la instalación de calderas, hasta superar el millón de euros en el último ejercicio”, asegura el comunicado.

Desde el año 2009 la Xunta contribuyó la instalación de cerca de 1.400 calderas de biomasa en hogares, empresas y en la administración pública gallega. Los beneficiarios de estos equipos ahorran un promedio de 1.500 euros por ejercicio y contaron con una subvención de hasta el 30% del coste del montaje. En total, las calderas permiten conseguir ya ahorros anuales conjuntos de 1,8 millones de euros.

Industria recomienda el uso doméstico de la biomasa