El Muncyt instala una neurona gigante con juegos interactivos, ilusiones ópticas y talleres

El Ideal Gallego-2016-01-23-036-6ac706d0_1
|

Una neurona gigante vigila desde ayer a los visitantes del Muncyt. La instalación inaugurada ayer por el alcalde Xulio Ferreiro es, en realidad, un laberinto de espejos en el que se muestran las diferentes partes que componen estas células nerviosas a la vez que se realizan juegos y otras actividades. 
La directora del centro, Marián del Egido, presentó la novedad junto con Don Casto Rivadulla, miembro de la Sociedad Española de Neurociencia (SENC) en una forma de hacer ver la función de las neuronas espejo o la base de la empatía entre las personas, a través de divertimentos como “El espejo empático”. En ella podrán “meterse en la piel del otro” mediante un software interactivo o visualizar ilusiones ópticas, que llamarán la atención tanto a pequeños como a mayores. El módulo incluye juegos audiovisuales y talleres para desvelar respuestas sobre las células que transmiten información en el sistema nervioso. Tanto la Big Neurona como los talleres asociados a ella serán de carácter completamente gratuito y su entrada estará abierta al público en general.
En esta exposición en forma de neurona se podrán descubrir aspectos tan curiosos como que el cerebro representa un 2% del peso del cuerpo, pero sin embargo consume un 25% de toda su energía o que el cerebro lee imágenes invertidas y es tan flexible que si uno se pusiera unas gafas por las que se viese un mundo al revés, la masa gris lo pondría del derecho en cuestión de días. 
Así es como el público paseará entre dendritas y axones para conocer cómo se rige lo que está dentro y no se ve. Big Neurona es una idea original de El Caleidoscopio y la Asociación Nacional de Investigadores Siglo XXI (ANEI Siglo XXI), que ha contado con la financiación de la convocatoria de ayudas para el fomento de la cultura científica y de la innovación de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología, Fecyt.
En el desarrollo del proyecto también han colaborado la Universidad Miguel Hernández de Elche, el Instituto de Bioingeniería de la UMH, el Instituto de Neurociencias UMH-CSIC y la Sociedad Española de Neurociencias. 
El Caleidoscopio ha creado criaturas como “Experimentazz”, un espectáculo donde a través del humor y la música los asistentes aprenden cómo funcionan las partes racional y emocional del cerebro. En el ámbito tecnológico cabe resaltar “Programa tu Obra”, un concurso de teatro robótico o “La Feria Aérea”, donde estudiantes de Secundaria y Bachillerato aprenden a construir drones sociales.

El Muncyt instala una neurona gigante con juegos interactivos, ilusiones ópticas y talleres