La A-6 permaneció cerrada 24 horas para retirar el camión cargado con gas que volcó

Las dos grúas trabajan en el lugar del accidente del camión efe
|

  El Subsector de la Guardia Civil de Tráfico de Lugo confirmó que la Autovía del Noroeste (A-6) quedó abierta ayer al tráfico rodado, una vez retirado el camión que volcó el pasado lunes en As Nogais, con una carga de 23.000 litros de gas licuado.

Los servicios de emergencias concluyeron las labores de limpieza del tramo de la autovía afectado por el accidente en sentido A Coruña, por lo que el tráfico en la autovía quedó restablecido totalmente más de 24 horas después de que se produjese este accidente, que tuvo lugar en el kilómetro 441, a la altura del túnel de Doncos, en el término municipal lucense de As Nogais.

Un operativo formado por más de cien personas trabajó en las últimas horas sin descanso para retirar cuanto antes el camión que tenía cortada la A-6, pero hubo que vaciar a la atmósfera toda la carga que transportaba el camión cisterna antes de que las grúas comenzasen a trabajar.

Finalmente, aunque otro camión de la empresa propietaria, Transviela, llegó al lugar del accidente sobre las cuatro de la madrugada, procedente de Lleida, los técnicos que se hicieron cargo de las operaciones en el lugar del siniestro optaron por vaciar los 23.000 litros de gas licuado que transportaba el vehículo pesado a la atmósfera.

 Sin riesgos > De hecho, antes de las cinco de la madrugada comenzó esa maniobra, con la ayuda del otro camión de la empresa que, conectado a la cisterna siniestrada, utilizó su maquinaria para que el vaciado se produjese de la forma más rápida posible, pero sin riesgos.

Hasta el lugar del siniestro se desplazaron dos grúas de gran tonelaje para mover el camión y comenzaron a trabajar con la cabeza tractora del vehículo pesado, para después, una vez vaciada la carga, retirar también la cisterna que estaba volcada sobre el firme de la autovía.

Fuentes de lo servicios de emergencias explicaron que el vaciado de la cisterna se hizo “muy lentamente” para garantizar en todo momento la seguridad de la operación.

Las maniobras para retirar el camión siniestrado una vez finalizado el vaciado fueron seguidas atentamente por los vecinos de la zona y, de hecho, una de las tres familias desalojadas ayer por temor a una posible deflagración, no pudo regresar hasta esta mañana a su casa.

Con respecto al conductor del camión, un hombre de 32 años, S.P.P, compañeros de su trabajo confirmaron que su estado no es de gravedad, aunque sufrió en el accidente una rotura de mandíbula y fue trasladado a un centro hospitalario de A Coruña para su tratamiento.

La A-6 permaneció cerrada 24 horas para retirar el camión cargado con gas que volcó