Novo Mesoiro reclama un autobús que llegue a la Universidad y al Chuac

La junta directiva presentó ayer las rúbricas en el Registro Municipal
|

La asociación de vecinos de Novo Mesoiro se presentó ayer en el registro municipal con 3.813 firmas, de gente que como ellos puebla el barrio más joven de la ciudad y que exige una línea de bus urbano, que lleve a sus niños a la Universidad cuando crezcan. Explica la presidenta Mónica Calvo que la Compañía de Tranvías y la concejalía de Movilidad tiene que ir cubriendo las necesidades de Novo Mesoiro y adaptándose al ciclo vital de sus residentes. Es por eso que piden igualmente un trazado que conecte con los hospitales y el pediatra que les toca por proximidad y en horario vespertino en Matogrande.

En la entrega de rúbricas, la junta directiva del colectivo estuvo acompañado por los grupos políticos de la oposición. Los firmantes respaldan un servicio que llegue al campus de Elviña, Matogrande, Chuac y Materno, a los centros comerciales y a Os Castros. Es una demanda de años la de acceder sin transbordos a los centros de As Xubias y Matogrande y en el caso de la conexión con la Universidad, la distancia es menor, pero no existen aceras, igual que el camino que va a las superficies comerciales. Por eso, piden un servicio alternativo que les permita hacer transbordos sin necesidad de ir hasta el centro.

La única respuesta por parte de la empresa adjudicataria es que ampliarían los trayectos de haber demanda. La hay, aseguran los vecinos. Prueba está en que el 21 no soluciona la papeleta para los que optan por el transporte público. De ahí que propongan dos paradas del bus universitario en la atalaya coruñesa, además de una nueva línea que pase por los sitios solicitados.
Así, desde la entidad argumentan que el 21A podría atender a los estudiantes, incluidos los A Zapateira, y a los niños y padres que acuden al centro de salud de Matogrande porque el del barrio cerró la cota en diciembre de 2015. Pasaría por las áreas dedicadas al comercio y comunicaría con Os Castros, para poder coger desde allí los servicios metropolitanos.

Es una de las peticiones que reclaman junto a la segunda fase del corredor, que hasta lo que saben y les presentaron hace unos meses quedó en anteproyecto, como el de plantar árboles en la zona de arriba de la calle de Ribeira Sacra. Calvo recuerda que está en el aire también el acondicionamiento de los bajos del edificio social y la mejora de las aceras: “Que ya forman grandes agujeros” y las fuentes.

Novo Mesoiro reclama un autobús que llegue a la Universidad y al Chuac