El fiscal pide al juez que deje sin efecto las imputaciones de los cargos del Adif

dos de los responsables técnicos del adif que declararon el pasado jueves como imputados ante el juez efe
|

El fiscal que se encarga del caso del descarrilamiento del tren Alvia a escasos metros de Santiago, Antonio Roma, pidió ayer al juez instructor del mismo, Luis Aláez, que se retiren las imputaciones a los responsables del ente público Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) en relación con la tragedia ferroviaria ocurrida en Santiago el pasado 24 de julio, que costó la vida a 79 personas y dejó heridas de diversa consideración a otras 150.
En un auto dirigido al juez instructor del caso, y difundido ayer por la propia Fiscalía, Antonio Roma vuelve a apuntar a la excesiva velocidad del tren Alvia 151, que cubría el trayecto Madrid-Ferrol, como principal causa del accidente y, por tanto, responsabiliza íntegramente al maquinista de la suerte del convoy.

Despiste
“El propio imputado Garzón Amo (maquinista) ya indica en su primera declaración que su despiste no guarda relación con el sistema ASFA digital”, afirma el fiscal en su escrito.
Debido a esto, Roma pide que se dejen sin efecto las imputaciones de los responsable de Adif: Fernando Rebón Sartal, Manuel Besteiro Galindo, José Antonio García Díez, Carlos Ayuso González y Roberto Sáez Alonso, quienes declararon esta semana ante el juez en calidad de imputados, ya que el magistrado Aláez considera que podría haber delito por falta de seguridad de una vía que no tenía activado en el momento del accidente el sistema de seguridad Ertms, tal y como los propios imputados llegaron a reconocer al instructor.

ninguna imputación más
En su informe, el fiscal Antonio Roma considera además que no procede en este momento imputar a más responsables de Adif.
“En el presente momento procesal –apuntó el fiscal–, no existen motivos para dirigir a personas distintas de quienes han declarado la imputación del terrible descarrilamiento acaecido en Santiago de Compostela el 24 de julio”.
Para Roma, “el marco jurídico de la omisión en el delito imprudente, cuando existe un nexo casual ajeno, externo a los nuevos imputados, como es que una persona con el Libro Horario y Cuadro de Velocidades lo desatienda, circulando a una velocidad temeraria un ferrocarril que descarrila por no atender la normativa vigente, deben condicionar enormemente nuevas imputaciones”.
Las consideraciones de Roma chocan con las pretensiones de los abogados que ejercen la acusación particular en nombre de las víctimas, quienes consideraron necesario la imputación de todos los altos cargos del Adif que hayan tenido responsabilidad en la seguridad de la vía.
Además, propugnan que la dirección del gestor ferroviario también asuma las responsabilidades penales y políticas que pudieran devenirse de su actuación en el accidente ferroviario más trágico de la historia de Galicia.
Los mismos abogados censuraron además la política de echar balones fuera utilizada por todos los imputados.

El fiscal pide al juez que deje sin efecto las imputaciones de los cargos del Adif