La confianza mutua entre el Gobierno local y el Bloque allana el camino para un acuerdo sobre el presupuesto

El Ideal Gallego-2019-10-15-005-cb03a0ba
|

El Gobierno local continúa con las reuniones con los grupos de la corporación para negociar el presupuesto del próximo año y ayer fue el turno del BNG, con el que mantiene un acuerdo de mandato. El portavoz municipal, José Manuel Lage Tuñas, destacó las coincidencias detectadas con esta formación.

“Hai un amplo abano de coincidencias”, aseguró el concejal de Hacienda minutos después del primer encuentro con el BNG en una comparecencia en la que también estuvieron el portavoz nacionalista, Francisco Jorquera, y la edil Avia Veira. Un pequeño detalle pero diferente a lo sucedido la semana pasada después del primer encuentro con la Marea Atlántica, tras el que cada formación compareció por separado.

Tanto Lage Tuñas como Jorquera explicaron que el encuentro consistió en un primer acercamiento de carácter general en el que no se entró en detalle de partidas y cantidades, pero que sirvió para ver que ambas formaciones ponen las políticas sociales, la sostenibilidad y la dinamización económica como puntales sobre los que definir el presupuesto del próximo año. Es decir, algo similar a lo que ocurrió hace unos días con la Marea.

Sin embargo, Lage Tuñas destacó que con el BNG existe un “acordo de mandato” y la experiencia de ambas formaciones de haber trabajado conjuntamente en el Gobierno local. Por lo demás, hizo referencias al buen clima y a las perspectivas positivas de cara cerrar un pacto que permita la aprobación de los presupuestos. A pesar de las buenas palabras que ambos se dedicaron, también apostaron por la prudencia ya que por delante tendrán varias semanas en las que buscar puntos de encuentro definitivos.

Santo Tomás de Aquino
El Gobierno local también deberá buscar acuerdos con otros grupos para asegurarse la mayoría en el salón de plenos ya que los dos concejales del BNG resultarían insuficientes. Lage Tuñas señaló que el objetivo del Ayuntamiento es que el presupuesto esté aprobado antes del final de año, aunque apuntó que si se retrasa unos días tampoco será un problema debido a la acumulación de festivos, pocos días hábiles y las elecciones generales de aquí al final del año. Para “curarse en saúde”, bromeó que estará antes del día de Santo Tomás de Aquino, el 28 de enero, para luego apuntar que espera que esté bastante antes de esa fecha para que la ciudad cuente con el presupuesto desde lo antes posible.

Un tema que se abordó pero como el resto por encima fue el de los impuestos, para los que Lage Tuñas descartó una rebaja “global” en el presupuesto de 2020.

Sobre una posible bajada del IBI, el portavoz municipal calificó de “incompatibles” las propuestas que planteen una rebaja de impuestos “en términos propagandísticos”. “No somos partidarios de la demagogia fiscal”, sentenció al respecto y para lo que también recibió el apoyo de Jorquera. A pesar de ello, dejó una puerta abierta a rebajas para colectivos desfavorecidos, por ejemplo.

La confianza mutua entre el Gobierno local y el Bloque allana el camino para un acuerdo sobre el presupuesto