El Ayuntamiento arregla el subsuelo de la avenida de Rubine

Los operarios preparan las obras | patricia g. fraga
|

Pasadas las diez y media de la mañana de ayer, la Policía Local procedió a cortar la avenida de Rubine. No será la única que se cierre al tráfico este mes, en la que la Concejalía de Urbanismo y Movilidad está poniendo en marcha una serie de actuaciones destinadas a mejora el asfaltado que afectarán a quince calles. Pero la avenida de Rubine es especial porque los trabajos afectan a la red de pluviales, durarán más de un mes y consisten en unos trabajos que llevan demorándose desde el 2016. 

Fue ese año cuando se produjo un espectacular boquete en esa avenida a raíz de un temporal: las fuertes olas se habían filtrado en el subsuelo, arrastrando consigo la arena que lo conforma y generando una enorme cavidad que produjo un hundimiento. No es la primera vez que ocurre algo así, puesto que la Pescadería está levantada enteramente sobre playa, pero el socavón de Rubine fue espectacular y mantuvo la calle cortada durante semanas mientras los técnicos reparaban la acometida de pluviales cuyo mal funcionamiento había provocado lo que, en lenguaje técnico, se denomina “lavado de áridos”. 

En esta ocasión, Rubine estará cortada al tráfico durante más de un mes, según informaron fuentes municipales. El corte de tráfico es total desde ayer y se prolongará hasta el 23 de diciembre, aunque se mantendrá el acceso a los garajes comunitarios. La alternativa propuesta  por Movlidad para acceder desde el Paseo Marítimo a la plaza de Pontevedra consiste en la calle de Modesta Goicouría o por el itinerario más indirecto que incluye las calles Riazor, Alfredo Vicente y la avenida de Finisterre. 

En cuanto a las obras de asfaltado, incluyen algunas arterias importantes, como Alcalde Pérez Ardá, Linares Rivas o la plaza de Pontevedra, y su coste total es de  317.000  euros. “O obxectivo destes  traballos é intensificar a  seguridade  viaria e  a  accesibilidade”, comentó al respecto la  alcaldesa,  Inés  Rey.

El Ayuntamiento arregla el subsuelo de la avenida de Rubine