Arteixo descarta que estuviese mal el estudio geotécnico de la piscina

31 marzo 2015 Arteixo.- El Ayuntamiento recepcionó ayer la obra de la piscina municipal y en breve podrán regresar los abonados
|

La piscina municipal de Arteixo permaneció cerrada durante tres meses. La justificación venía dada porque, cuando la constructora comenzó a excavar, se encontraron unas “características del terreno distintas a las reflejadas en el estudio geotécnico”. Para los servicios jurídicos del Ayuntamiento el cierre no estaba “debidamente” justificado y, por ello, el BNG pidió al gobierno local que si el informe inicial estaba mal hecho, se penalizase a la empresa. Sin embargo, después de la documentación aportada por la dirección de obra, el Ayuntamiento descarta iniciar cualquier sanción a los técnicos cuestionados.
El director de la actuación en la piscina señala en su último escrito que los datos del estudio geotécnico “son obxectivos e teñen que ser referendados polo director de obra na escavación”. Cuando comenzaron con esta labor se percataron de que había una bolsa de agua “nunha cota non esperada”.
Sobre este punto, el concejal de Obras, José Ramón Amado, indica que este tipo de estudios “tienen tal exigencia de exactitud que no pueda ser que aparezca una bolsa de agua que retrase la excavación”.
De hecho, se indica en el informe que debido a las necesidades de la nueva cimentación “conleva un retraso evidente no planning de obra”. A mayores, optaron por incluir otras mejoras técnicas en la piscina, por lo que se sucedió un “retraso de mes y medio”, añaden desde el gobierno local.
Por ello, optaron por el cierre de la piscina durante este tiempo para poder terminar los trabajos a tiempo. Después de que los usuarios se quedasen sin poder utilizar la instalación entre diciembre y marzo, y que los trabajadores se vieran afectados por un Expediente de Regulación de Empleo, el pasado lunes, el 30 de marzo, el gobierno local recepcionaba la obra.

Dependencias
Una vez que los abonados puedan regresar a la piscina, disfrutarán de dos piscinas, una de seis calles y otra de tres. A mayores, se disfrutarán de una zona de spa y de saunas.
Las instalaciones se complementan con una zona de agua infantil, así como diferentes salas polivalentes para realizar actividades. Los equipos que entrenen en la instalación cuentan con vestuarios separados y en la última planta se ubica el gimnasio que casi quintuplica el espacio del anterior.

Arteixo descarta que estuviese mal el estudio geotécnico de la piscina