La caja municipal cerró 2011 con un remanente de diez millones de euros

21 enero 2012 página 18 arteixo.- aprobada una nueva dedicación parcial para el edil del área de medio ambiente carlos calvelo, alcalde, y maría josé riveiro, concejala de hacienda
|

Un municipio con un carácter industrial tan marcado como Arteixo supone una buena ristra de problemas, pero también, más de una ventaja. Como asegura el alcalde, Carlos Calvelo, y la concejala de Asuntos Económicos, María José Riveiro, la importancia de este sector ha permitido a las arcas municipales cerrar el ejercicio 2011 con un remanente de diez millones de euros.

Como explican, este superávit es el fruto de varios años y todos estos millones son el dinero “real”, añade Calvelo. Respecto al año pasado, el departamento de Riveiro realizó un presupuesto de 21,6 millones de euros. No obstante, la recaudación real ascendió a “25,7”, asegura la concejala.

Esta cifra es el resultado de la recaudación del IAE de Repsol (impuesto sobre Actividades Económicas, la “negociación del BICE” (Bienes Inmuebles de Características Especiales) y de la labor que desempeñó una empresa contratada para la revisión del ICIO (Construcciones, Instalaciones y Obras), como principales puntos de recaudación de la administración arteixana.

Cinco millones de euros quedan pendientes de Augarsa, de los que dos, “ya están perdidos”

“Vamos a establecer un plan bianual de seis millones de euros con tres ejes fundamentales”, asegura Calvelo. Estos pilares en los que quieren invertir la mayor parte del dinero son “infraestructuras, servicios y educación y empleo”, afirma el mandatario.

 

Proyectos > En el primero de los puntos, Calvelo indica que la “falta de inversión en el sector de la construcción” ha llevado al gobierno local a funcionar como un “catalizador”.

El objetivo es ejecutar distintas “dotaciones y equipamientos” como centros sociales, por ejemplo, a lo largo del mandato. A mayores, se planearán una serie de carreteras para “descongestionar Arteixo”, pero siempre, de “pequeño” calado, matiza Alberto Castro, concejal de Urbanismo.

Además de inversión social y educación, uno de los grandes proyectos municipales es el plan de empleo. “A mayores de la partida para este plan, queremos inyectar un millón de euros más” para actuaciones que reduzcan el alto índice de desempleo que registra mes a mes el municipio.

Otro de los aspectos que recalca Calvelo en este apartado es que el gobierno tiene la intención de ejecutar todas estas actuaciones entre este año y 2014. “No queremos hacer obras en 2015”, subraya, puesto que se trata de año electoral. “Queremos tener hecho nuestro programa antes”, incide.

En el lado negativo de este superávit se encuentra el dinero que han dispuesto para la empresa mixta Augarsa. “El remanente es mayor, pero tenemos comprometidos, por prudencia otros tres millones de euros”, para futuros gastos de la empresa, como la compra de agua.

De hecho, en este último apartado, Calvelo también lamenta que del remanente han tenido que reservar otros “dos millones de euros” que ya “están perdidos”, para pagar las facturas que Augarsa tiene pendientes con la empresa Emalcsa, que reclamó este dinero por vía judicial.

 

La caja municipal cerró 2011 con un remanente de diez millones de euros