Los adultos españoles son deficientes en comprensión lectora y matemáticas

El Ideal Gallego-2013-10-09-039-993dfd55
|

España se sitúa a la cola, junto con Italia, de los países de la OCDE en comprensión lectora y en matemáticas, y el nivel de rendimiento de sus ciudadanos adultos se sitúa de media en uno equivalente a no entender el gráfico del recibo de la luz o a no comprender textos densos como “El Quijote”.
Estas son las principales conclusiones del Programa Internacional para la Evaluación de la Competencia de los adultos (PIAAC, por su siglas en inglés), que se realizó por primera vez y evalúa el rendimiento lector y matemático de los adultos, y en él han participado 157.000 personas de 23 países y de entre 16 a 65 años, entre ellas 6.055 españoles (un 14% inmigrantes).
Mientras Japón y Finlandia ocupan las primeras posiciones con 296 y 288 puntos, respectivamente, en comprensión lectora, así como en matemáticas (288 y 282), los adultos españoles obtienen 252 puntos en la primera de las habilidades (penúltima posición) y 246 en la segunda (última).
Cifras que sitúan a España en unas “posiciones rezagadas”, según dijo en la presentación la secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, que ha detallado que España se encuentra a 21 y 19 puntos del promedio de la OCDE y de la UE en comprensión lectora y a 23 y 22 en matemáticas.
El informe, conocido como el PISA para adultos, divide seis niveles de rendimiento –siendo inferior a 1 el peor y 5 el mejor– y sitúa a los españoles en el nivel 2 de lectura y matemáticas.
Hay una proporción alta de adultos en los niveles más bajos de la escala (27% en comprensión lectora y 31% en matemáticas) y una proporción baja en los más altos (5% y 4%), cifras solo similares a las de Italia.
Los hombres, en general, y en España también, logran resultados ligeramente superiores a las mujeres y la diferencia resulta más amplia en matemáticas que en comprensión lectora.
El ministro de Educación, José Ignacio Wert, manifestó despues de que se conociera el resultado del informe que “todos tenemos que poner de nuestra parte para ponerle solución”.
Como solución Wert planteó que se debe tomar conciencia del problema y dijo estar dispuesto a abrir una reflexión porque los resultados van más allá de lo que es una ley educativa.

Los adultos españoles son deficientes en comprensión lectora y matemáticas