Marruecos califica de "maniobra política" el proceso por el Sahara Occidental

El primer ministro de Portugal, Pedro Passos Coelho, junto a su homólogo de Marruecos, Abdelilah Benkirane (i), durante la rueda de prensa que han ofrecido tras la XII Cumbre Luso-Marroquí celebrada en Lisboa, Portugal, hoy, lunes 20 de abri
|

El primer ministro de Marruecos, Abdelila Benkiran, calificó hoy de "maniobra política" el proceso judicial abierto en España por el genocidio en el Sahara Occidental y aseguró que intentarán resolver la situación porque las relaciones con España son "importantes".

"Son maniobras políticas. Intentaremos superar esta situación porque las relaciones que unen Marruecos a España son importantes y creemos que deben continuar en ese sentido", manifestó Benkiran.

El jefe del Gobierno marroquí hizo estas declaraciones durante una visita oficial a Lisboa, donde fue preguntado por los periodistas acerca del proceso judicial abierto en España contra once altos cargos, militares y policías marroquíes por delitos de genocidio en el Sahara Occidental entre 1975 y 1992.

Benkiran consideró que estos actos son "golpes" que van "contra el clima de paz y estabilidad que todos quieren en la región" y que lo esencial para Europa, Marruecos y otros países del norte de África es ir en un sentido "correcto".

"Una guerra deja heridas, algo que intentamos resolver por medio de una reconciliación interna", aseveró.

El pasado 10 de abril el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz dictó órdenes de detención a efectos de extradición para siete de los once altos cargos marroquíes procesados por genocidio en el Sahara Occidental entre los años 1975 y 1992, al desconocerse su paradero.

La orden de detención afecta al gobernador de la Administración Territorial del Ministerio del Interior hasta 1997, Abdelhafid Ben Hachem, al gobernador de Smara entre 1976 y 1978, Said Ouassou, y al subgobernador de la provincia, Hassan Uychen.

También a los inspectores de Policía en El Aaiún Brahim Ben Sami y Hariz El Arbi, el coronel de las Fuerzas Armadas Abdelhak Lemdaour y el teniente de la Gendermaría Real Driss Sbai.

Marruecos califica de "maniobra política" el proceso por el Sahara Occidental