El plan de reestructuración para NGB prevé pérdidas de 8.000 millones en 2012

el fiscal superior de galicia, carlos varela, informã³ ayer sobre el recurso de las preferentes susy suã¡rez
|

El plan de reestructuración y recapitalización de la Comisión Europea (CE) contempla unas pérdidas antes de impuestos de NG Banco de 7.000 a 8.000 millones de euros en el pasado ejercicio fiscal, para remontar este año con beneficios de diez a 20 millones de euros.

La oficina del comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, hizo pública la versión no confidencial de los planes de reestructuración de NG Banco y Catalunya Banca aprobados el pasado 28 de noviembre por Bruselas, pero aún no ha divulgado los informes de los otros dos bancos nacionalizados, Bankia y Banco de Valencia.

NG Banco mejorará gradualmente sus cuentas, con un beneficio bruto de 30 a 40 millones de euros en 2014, de 100 a 200 millones de euros en 2015 y de 200 a 300 millones de euros en 2016 y 2017, según las previsiones del Ejecutivo comunitario.

 

reducción de activos

Los activos de esa entidad financiera se reducirán de 72.129 millones de euros al cierre de 2011 a aproximadamente 30.000 a 40.000 millones en 2017.

Sus oficinas se reducirán de 1.222 a 400 o 500, y el número de trabajadores pasará de 9.842 a unos 3.000 a 4.000, según las tablas del informe de reestructuración.

 

ajustes

Las cuatro entidades nacionalizadas recibieron 36.968 millones procedentes de la ayude europea (Bankia: 17.959 millones, CatalunyaCaixa: 9.084, Novagalicia: 5.425 y Banco de Valencia: 4.500 millones).

A cambio de la ayuda tienen que cumplir duros planes de reestructuración, en el que debe haber un reparto satisfactorio de las cargas, es decir las pérdidas que sufrirán los tenedores de participaciones preferentes y de deuda subordinada.

Los títulos serán recomprados por las dos entidades a su valor neto actual, que implica un fuerte descuento en el valor nominal y el dinero recibido por parte de los inversores deberá ser destinado la suscripción de acciones ordinarias u otros instrumentos equivalentes, salvo en el caso de deuda subordinada vencida que se puede convertir en instrumentos más sénior o acciones.

 

El plan de reestructuración para NGB prevé pérdidas de 8.000 millones en 2012