UxC y PSOE tendrán que pactar y buscar una tercera fuerza si quieren echar al PP

21 mayo 2015 Cambre.- Fotografía del candidato del PP a la Alcaldía de Cambre, manuel Rivas Caridad
|

Para ser proclamado alcalde es necesaria la mayoría absoluta en la votación del 13 de junio, según la ley electoral. En caso de no obtenerla es la lista más votada la que se queda con la Alcaldía. Ante el panorama de Cambre, están llamados a entenderse UxC, PSOE (con cinco concejales) y un tercero si quieren que el PP (6 ediles) no gobierne.
Así, las probabilidades de Manuel Rivas de ser de nuevo alcalde son muy escasas. La lucha por el cargo estará entre Óscar Patiño (UxC, la segunda lista más votada) y Augusto Rey (PSOE). Con diez concejales no les llega y tendrán que buscar el apoyo de otra formación: BNG (2); Anova (2) o Ciudadanos (1).
Por un lado, el socialista afirma que “no renuncia” a que el gobierno de Cambre vuelva a ser del PSOE, pero “hay que oír a todas las fuerzas”. Deja en manos de Patiño la decisión de si habrá conversaciones entre ellos, porque “es la segunda fuerza” para un posible pacto. El PSOE no va a dar la Alcaldía “a cualquier precio”, enfatiza Rey.
“Lo decíamos en campaña, que no iba a haber mayoría absoluta y pactar es lo que va a tocar”, señala Patiño. UxC comenzará a partir de hoy con esa ronda de contactos para ver “en qué situación están” el resto de formaciones para llegar a ese acuerdo.

Antecedentes
No obstante, hace dos años, Rivas lanzó una cuestión de confianza vinculada a los presupuestos. Los partidos de la oposición recogieron el guante y empezaron a negociar una moción de censura que no llegó a ver la luz.
Al respecto, tanto Patiño como Rey entienden que la situación de ahora nada tiene que ver con la de 2013 y ven factible ese pacto para gobernar.
Rey asegura que si hace dos años no se llegó a un acuerdo fue “por UxC”. “La situación “ha cambiado” y apuesta por “gobierno de progreso”, por lo que entiende que esta nueva negociación tendrá que ser sin “posturas previas y del pasado”.
Para Patiño la diferencia es que hace dos años el PP gobernaba también en la “Diputación, en la Xunta y en el Gobierno central” por lo que “desbancar al PP podría tener unas consecuencias gravísimas para los vecinos y sería con un gobierno en minoría como el que había cuando PSOE y BNG dijeron que no”.
Pero, ahora, el “escenario ha cambiado”, ya que el PP “no estará en la Diputación y seguramente pierda al final del año el Gobierno central –habrá elecciones generales–”. Por ello, defiende que toca “hacerlo lo mejor posible” y se muestra “abiertos” a hablar con todos los partidos.
 
Los más votados
El PP fue el partido más votado en Cambre aunque redujo su número de concejales, de siete a seis. “Hemos sido de nuevo la primera fuerza electoral, pero se han perdido apoyos y eso nos hace reflexionar”, afirma Rivas.
“Es una realidad que no ha sido un resultado satisfactorio ni muchísimo menos para nosotros”, continúa el mandatario en funciones. Rivas sostiene que “a pesar de los muchos proyectos que se llevaron a cabo en Cambre, de los muchos logros, los resultados reflejan un castigo, a mi juicio, generalizado a todo el PP”, a lo que añade que es el momento de hacer “autocrítica” y no echar las culpa solo a las siglas. “Creo que hemos dedicado más tiempo a gestionar y a resolver problemas enquistados para el bienestar de los cambreses que a estar más cerca de los vecinos”.
Sobre los posibles acuerdos entre el resto de formaciones, prefiere no adelantar acontecimientos porque “es pronto para valorarlos”.

UxC y PSOE tendrán que pactar y buscar una tercera fuerza si quieren echar al PP