“Es hora de regular el botellón por motivos sanitarios y económicos”

|

Para el representante de la hostelería coruñesa 2013 también ha sido un año de lucha constante en María Pita para conseguir reformar algunas normativas que consideraban caducas.

Lograron el cambio de la ordenanza de terrazas pero el sector está molesto por tener que pagar las tasas...
Nos ha ordenado muchas cosas positivas y es cierto que la ocupación del espacio público tiene que estar regulada para que no haya molestias vecinales ni competencia desleal. Pero dentro de esa ordenanza no todos estamos de acuerdo en todos los aspectos porque unos te benefician y otros te perjudican. El de cobrar no nos gusta a ninguno: entendemos que el coste es razonable pero tal vez el momento de la implantación no es el mejor. Era hora de la ordenación pero la implantación de las tasas debería haber sido progresiva...

¿Esto provocará una reducción del número de terrazas?
De momento no lo sabemos porque no se ha resuelto ningún expediente. Además, se mandó una liquidación que no es acorde al espacio que se está ocupando y se están recurriendo todas porque el espacio estaba mal calculado. Una vez solucionado esto creo que se van a poner terrazas, pero adecuadas a lo que se vaya a rentabilizar. Ya no va a haber mesas que queden vacías porque habrá que pagar.

La norma de ruidos, por contra, sigue pendiente. Algunos compañeros aseguraron sentirse acosados por la Policía Local, ¿es un sentimiento generalizado?
Todo hay que ponerlo dentro de un orden pero la gente se siente molesta cuando le va la policía al local porque está trabajando. Cuando molestas es lógico que vaya pero siempre lo transmito a los políticos: en la medida en que no sea necesario pido que no vayan a los locales porque genera un cierto malestar en propietarios y clientes.

¿Cuando verá la luz?
Creo que pronto porque ya está redactada en su mayor parte pero está en Asesoría Jurídica.

¿Qué demanda a nivel municipal resta para 2014?
Va siendo hora de regular el botellón y nadie se quiere mojar pero hay que regularlo por motivos sanitarios y económicos. La Ley Antitabaco también se aprobó por motivos sanitarios. En este caso también será por motivos económicos porque el sector lo está pasando mal, está cerrando y no se le está ayudando. Hay restricciones en otras partidas muy peligrosas como la sanidad, la educación y los asuntos sociales y, sin embargo, se permite que se gaste mucho dinero de las arcas municipales para limpiar los restos del botellón en los Cantones.

¿Queda algún otro tema pendiente?
Legislativamente no. Nos movíamos en tres patas: terrazas, ordenación de la música ambiental y del botellón. Esta la hay que afrontar sin pausa.

“Es hora de regular el botellón por motivos sanitarios y económicos”