La inquietud por la corrupción se dispara tras el juicio a Rato y Blesa

Rodrigo Rato y Blesa ocupan el banquillo durante el juicio aec
|

La preocupación por la corrupción y la mala situación política de España se incrementaron el mes de febrero en vísperas de las citas congresuales del PP y Podemos y coincidiendo con la que celebró también aquellos días Ciudadanos, según se desprende del barómetro opinión del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), correspondiente al mes pasado.

Según el sondeo, el paro continúa en cabeza de los problemas nacionales, con un 72,2% de menciones en los cuestionarios (un punto menos que enero), seguido de la corrupción y el fraude, que se anota un 37,3%, 3,5 puntos más que en el sondeo anterior.

Las 2.487 entrevistas en las que se basa el estudio se realizaron entre el 1 y el 9 de febrero, tras el final del juicio de las tarjetas “black” y cuando estaban declarando los principales encausados de la trama Gurtel.
Además, los encuestadores del CIS, que trabajaron en 255 municipios de 48 provincias, pasaron por los domicilios de los entrevistados mientras Ciudadanos celebraba el congreso y en los días previos a los cónclaves del PP, donde se reeligió a Mariano Rajoy como líder, y de Podemos, en el que Pablo Iglesias se impuso a Íñigo Errejón.

La encuesta, que tiene un margen de error de más/menos 2%, vuelve a situar como tercer problema a los de índole económica, que son mencionados por el 25,2%, creciendo casi dos puntos respecto a enero, mientras que en la cuarta plaza repite la clase política con un 23,4%.

También subieron –del 2,8% al 3,5%– la alusiones al Gobierno y los partidos en general como un problema nacional. La sanidad, por su parte, continúa en el quinto puesto, con un 13,9%, el sexto vuelve a ser para los problemas sociales (10,1%) y la educación (9,5%).

La lista de problemas personales también la encabeza el paro (39,2%), seguido de los proble
mas económicos (25,5%), la corrupción y el fraude (13,1%), la sanidad (12,1%) y la educación (9,6%).

Además, en los primeros días de febrero se incrementó el porcentaje de españoles que califican como “mala o muy mala” la situación política, que son siete de cada diez, 3,3 puntos más que en el mes anterior. La política va bien o muy bien solo para el 2,9%, frente al 4,7% que usaba esos calificativos en enero.

Para el 23,6% de los encuestados la situación política empeorará de aquí a un año, mientras que solo el 12,8% confía en que mejore.

Respecto a cómo ven los españoles la coyuntura económica, han crecido respecto a enero los que la consideran “mala o muy mala”, que pasan del 58,6% al 62,1%.

La inquietud por la corrupción se dispara tras el juicio a Rato y Blesa