La recusación saldrá adelante y Anido no votará en la moción de la retirada de su sueldo

Copia de El Ideal Gallego-2014-04-11-019-4c7e81ee
|

La moción que el grupo municipal del PDSP presentó en el último pleno ordinario con el objetivo de que se le retirara el salario al alcalde, Ernesto Anido, se quedó pendiente de resolver la recusación del propio regidor. Es decir, para saber si este podría votar una vez que la iniciativa de Sada Popular volviese al salón de sesiones.
El resultado de esa resolución ya se vislumbró ayer, durante la comisión que se celebró previa al pleno extraordinario que tendrá lugar el lunes, día 14, a partir de las 09.00 horas. En este sentido, el acuerdo al que se llegó en marzo de que los extraordinarios fuesen a última hora de la tarde, no se ha llevado a cabo.
En esta comisión –en la que no hubo ningún representante del grupo municipal del PSOE por motivos laborales y personales–, tanto el PDSP, impulsor de la moción que ha dado pie a todo este asunto, como el BNG, votaron a favor de la recusación de Anido, por lo que cuando esta llegue al pleno, es de suponer que obtendrá este mismo resultado. Será entonces el momento de la votación de la mencionada moción.
Hay que recordar que los concejales del partido presidido por el exalcalde Ramón Rodríguez Ares solicitaron durante aquel pleno de finales de marzo que, una vez que se resolviera la recusación, la moción se incluyera en el orden del día del siguiente pleno ordinario, esto es, el que se celebrará el próximo día 24 de este mes.
No obstante, el gobierno local ha decidido que sea cuanto antes. De este modo, se ha incluido ya en el orden del día para este lunes la “supresión da retribución do cargo de alcalde”.

incertidumbre
A pesar de que la oposición ha ido siempre de la mano, el resultado de la votación de la moción en el pleno es toda una incógnita. La mayoría de los grupos ha expresado ya el sentido de su voto, pero falta uno por pronunciarse y que, a la vista de las intenciones del resto, se antoja clave: el PSOE.
Los socialistas se han convertido pues en la llave para retirar o no el salario a Ernesto Anido. La situación es la siguiente. El PDSP (cinco concejales) votará, lógicamente, a favor de su propia moción; el BNG (otros cinco), anunció en la tarde de ayer que se abstendrá el próximo lunes. Y, el gobierno local, sin Anido (cuatro ediles), votará en contra.
Esto dejaría la votación en un favorable cinco contra cuatro para Sada Popular. Por lo tanto, los dos ediles del PSOE decantarán la balanza para uno u otro lado.
El regidor ya se dirigió en el pasado pleno tanto al BNG como al PSOE para instarles a que se “mojaran” en la votación y no se abstuvieran, a pesar de que estos dos partidos ya habían sugerido esta última opción. “Es el momento de los partidos serios y esperemos que estén a la altura de las circunstancias”, dijo ayer el alcalde, quien confía en esas formaciones “que no se acaban en Sada y tienen una estructura más allá de una sola persona”.
Al menos los nacionalistas no se moverán ni un milímetro de aquella postura de abstención, ya que su argumento se basa en que si cuando se aprobaron los sueldos al inicio del mandato, a mediados de 2011, tomaron la decisión de abstenerse, en esta ocasión no piensan hacer lo contrario.
Otra cosa será por tanto la decisión del grupo socialista, que no anunciará su voto hasta que tenga su portavoz, Raquel Bolaño, el uso de la palabra en dicha sesión.

La recusación saldrá adelante y Anido no votará en la moción de la retirada de su sueldo