El Ayuntamiento se plantea acometer por fases la reforma integral del Paseo

|

El Ideal Gallego-2011-07-20-003-43a02ff0 

R.L. > a coruña
  No es más que una idea derivada de la necesidad de reparar la balaustrada, pero el alcalde se plantea modificar el perfil costero de la ciudad. Todavía queda por determinar cual será el área de actuación concreta de este proyecto, pero el gobierno local está dispuesto a cambiar por completo el Paseo Marítimo, eso sí, a largo plazo y bajo un plan director.


Este proyecto surge del concurso de ideas que se publicará para diseñar la nueva barandilla del Paseo y cuyas bases se están redactando estos días entre los técnicos de María Pita, Demarcación de Costas y los colegios de ingenieros y arquitectos. Con estos últimos se reunió ayer el alcalde para implicar al colectivo en el desarrollo urbanístico de A Coruña y, durante la comparecencia ante los medios, el presidente del COAG, José Manuel López Mihura, desveló que la intención de los profesionales es mejorar el litoral marítimo de la ciudad, que según él, no estaba siendo bien tratado. Aquí entraría desde el pavimento y la barandilla, hasta el mobiliario urbano, pero no se descarta llegar más allá, a la carretera y a los viales del tranvía. “La forma de morir la ciudad en el mar, en general, el concepto”, declaraba Mihura.
Pero el regidor matizó sus palabras al declarar que el proyecto se podría ejecutar por fases y, por tanto, lo que se presentaría ahora sería un plan director que comenzaría con una renovación de la zona sin balaustrada. De hecho, el portavoz de los arquitectos admite que las discusiones dentro del equipo redactor de las bases se centran en cuál será el ámbito de actuación del proyecto.
Parece que el concurso municipal se publicará la próxima semana y el objetivo es dar a conocer el fallo, y por lo tanto el diseño ganador, a mediados de octubre.

“Estrechar lazos” > Los dos interlocutores definieron el encuentro de ayer de “fructífero” y de él saldrá un convenio marco de actuación que se firmará en otoño, que pretende recoger proyectos conjuntos entre el Ayuntamiento y el colegio a largo plazo. Prueba de esta buena relación fue que Mihura regaló una brújula al alcalde para que “no pierda el norte”.
Entre los acuerdos destaca el de la tramitación telemática de licencias. Fue una promesa electoral del Partido Popular que ahora los arquitectos le ayudarán a llevar a la práctica, puesto que ya realizaron una experiencia piloto en Vigo. Ambas partes defienden que la digitalización reducirá los costes y favorecerá tanto a los vecinos y profesionales como a la propia administración al reducir el papeleo.
Negreira se comprometió además a “completar el homenaje a uno de los mejores arquitectos de la ciudad, Antonio Tenreiro”, al poner su nombre a la plaza de los capuchinos, en el entorno de Juan Flórez. Esta decisión se aprobó en pleno, pero no se llegó a ejecutar.


El Ayuntamiento se plantea acometer por fases la reforma integral del Paseo