Dan el alta hospitalaria al árbitro que perdió el bazo tras una agresión

El equipo cadete de Los Silos de Burjassot (Valencia) mostraba este sábado las camisetas con el lema "Contra la violencia arbitral. Yo soy Hector" al comienzo de su partido. EFE
|

El árbitro de 17 años al que le extirparon el bazo tras ser agredido por un jugador durante un partido de fútbol disputado en Burjassot ha sido dado de alta tras permanecer ingresado seis días en el Hospital Arnau de Vilanova de Valencia, han informad hoy a EFE fuentes sanitarias.

Los hechos se produjeron el pasado domingo 17 de febrero en la localidad de Burjassot (Valencia), durante el transcurso de un partido disputado entre los equipos Mislata UF y Los Silos CF, de categoría regional.

El joven árbitro fue agredido por un jugador del Mislata UF, policía nacional de profesión, que le dio una bofetada y le propinó varias patadas en el costado cuando cayó al suelo.

Tras la agresión, el árbitro fue ingresado en el Hospital Arnau de Vilanova y tuvo que ser sometido a una operación para extirparle el bazo, de la que se recupera favorablemente.

El agresor fue detenido y fue puesto a disposición del juzgado de Instrucción número 2 de Paterna, que le imputó un delito de lesiones graves, aunque decretó su libertad provisional.

La Policía, que recibió la notificación de la decisión judicial, ha abierto al agente un expediente de suspensión provisional de funciones.

Además, el agresor, A.M.M., ha sido expulsado de su equipo, el Mislata UF de segunda regional, y suspendido indefinidamente por el Comité de Competición de la Federación de Fútbol de la Comunidad Valenciana.

Dan el alta hospitalaria al árbitro que perdió el bazo tras una agresión