“La Guerra de las Galaxias” es tal cual la vida misma

El film “Star Wars. The last Jedi” se estrenó en diciembre pasado | efe
|

Salvando las distancias, Star Wars es la humanidad”, asegura Cass R. Sunstein en “La última mitología” (Alpha Decay), un ensayo en el que este catedrático de Harvard analiza la influencia que la saga galáctica, de actualidad por su última entrega, ha tenido en la nueva forma de interpretar el mundo.
Muchos gobiernos (más o menos democráticos) y gerifaltes de toda condición se han visto reflejados en los personajes y clanes de esta odisea espacial creada por George Lucas hace cuatro décadas y que, a juicio de Sunstein, antiguo miembro del Gabinete de Barack Obama, se ha convertido en una especie de vara de medir sobre el bien y el mal (“El bien es sólo un punto de vista”), el sacrificio y de las encrucijadas vitales, pero también acerca del perdón y la redención.
Este experto en derecho, incondicional de la serie protagonizada por los reversos de la familia Skywalker, apunta en esta obra que el ascendente filosófico de la “fuerza” (de los Jedi) se ha dejado notar en todos los ámbitos y culturas, aunque la censura la hiciera llegar con muchos años de retraso a las pantallas de algunos países: como en China, donde sólo se estrenó en 2015.
“La saga tiene importantes cosas que decir sobre repúblicas, imperios y rebeliones. Sabe que las repúblicas pueden resultar enormemente frágiles, lo mismo que los imperios y que el éxito de las rebeliones dependerá a menudo de pequeñas decisiones y de factores aparentemente irrelevantes”, apunta el autor en el libro, sobre cómo esos conflictos de ficción tienen en ocasiones una sorprendente traslación en la coyuntura política.
Sunstein recalca que el culto intergeneracional a Star Wars, no tiene parangón, como refleja una simple búsqueda en Google y el hecho de que, sea uno fan o no de la serie cinematográfica, resulta complicado no saber quién es Darth Vader, qué es una espada láser o no segregar adrenalina al oír los primeros acordes de la obertura de fanfarrias de John Williams.

“La Guerra de las Galaxias” es tal cual la vida misma