Génova busca pactos sobre la gestación subrogada y el aborto previos al congreso

27/12/2016 Javier Maroto presenta la Ponencia Social del Congreso Nacional del PP. El vicesecretario sectorial, Javier Maroto, ha defendido una inmigración "ordenada, legal, vinculada al empleo y respetuosa con los derechos y libertades europeas",
|

El vicesecretario de Sectorial del PP, Javier Maroto, y su equipo están negociando las enmiendas que se presentaron a la Ponencia Social para llevar pocos frentes abiertos al Congreso Nacional que el partido celebrará dentro de una semana. Por el momento, hay tres bloques claros relativos a la gestación subrogada, aborto y custodia compartida en los que se quiere buscar consensos y evitar la votación, que podría evidenciar las dos “almas” que hay en PP en temas más sensibles, informaron fuentes populares.
La ponencia Social recibió más de 700 enmiendas. Por el momento, se negociaron las que presentan menos dificultad, dejando para el tramo final las que provocaron más división en las filas del partido, como las relativas al aborto y la gestación subrogada.
Hace unos días, el portavoz del partido, Pablo Casado, aseguró que van a intentar tener una posición “transversal”, que no perjudique la opinión de nadie porque, según dijo, el PP tiene que ser “la casa común de muchas sensibilidades”.
La maternidad subrogada se convirtió en uno de los temas “estrella” del cónclave del PP –que se celebrará entre los días 10 y 12 de febrero– con enmiendas a favor y en contra de su regulación. La exdiputada y exportavoz Lourdes Méndez pidió expresamente que se siga prohibiendo su regulación, y hay más enmiendas en esa misma línea.
Por el contrario, destacados pesos pesados del PP se posicionaron a favor de regularla, como es el caso del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, la portavoz del grupo municipal del PP, Esperanza Aguirre, o el presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno.
Los defensores de regular la gestación subrogada consideran que por una vez el PP debe ser pionero en este debate social, a diferencia de lo ocurrido en el con leyes como la del matrimonio gay o el divorcio.
Otro de los bloques de la ponencia social es el relativo al aborto, después de que varios compromisarios hayan defendido la reforma de la actual ley de plazos que aprobó el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero.
Los promotores de estas enmiendas defienden ir en la línea del recurso que el PP presentó al Tribunal Constitucional en junio de 2010, si bien algunos miembros del partido van más allá y piden defender el derecho a la vida desde su “concepción” a la “muerte natural”.
Este tipo de enmiendas evidencian las dos “almas” que conviven en el PP en asuntos sensibles como el aborto, algo que se visualizó el 15 de abril de 2105 durante la votación de la reforma de esa ley de plazos para impedir que las menores de 16 años puedan abortar sin consentimiento paterno.
Ya entonces varios diputados provida del grupo popular no votaron esa reforma del aborto por entender que era “limitada” y criticaron que no se diera libertad de voto a los parlamentarios al tratarse de “temas de conciencia”. De hecho, hay una enmienda sobre la mesa relativa a que se permita. n

Génova busca pactos sobre la gestación subrogada y el aborto previos al congreso